q
17 de diciembre de 2012 | Concordia, Destacado.

«Yo sí puedo leer, yo sí puedo escribir, yo sí puedo ser libre»

16122012_egresadosEl sábado en la Escuela Normal Superior, “Domingo Faustino Sarmiento” se realizó la entrega de recordatorios a las personas capacitadas con este programa.
Esta valiosa herramienta educativa llegó a Concordia hace cuatro años, por solicitud de un grupo de integrantes de “La Casa de la Amistad con los Pueblos de América”. Fue así, que en distintas charlas con diferentes autoridades del quehacer político y educativo se articularon voluntades entre la Municipalidad de Concordia, la Secretaría de Gobierno, la Dirección Departamental de Educación de Concordia y la Fundación a cargo del plan a nivel nacional «Un Mundo Mejor es Posible».

De ahí en más quienes conformaron la coordinación con la decisión del intendente Gustavo Bordet, asumieron el privilegio que compromete en ser multiplicadores de este plan que llega a ONGs, instituciones docentes, instituciones religiosas, comisiones barriales ,etc, las que aportan con su esfuerzo y trabajo solidario el ingrediente necesario para resolver el problema del analfabetismo en nuestra ciudad.

Se ha trabajado con la convicción de que se deposita un granito de arena para el cambio en la construcción de una sociedad más justa, en la que no existan excluidos, en la que todos nuestros compatriotas accedan, entre otros, al derecho elemental de la educación.

En esta tarea hemos conocido más a nuestra gente, por lo que constituye en si mismo una experiencia valiosa no sólo para quienes aprenden a leer y escribir. El problema del analfabetismo no es sólo de los iletrados, sino de toda la sociedad, que no debe permanecer indiferente ante tamaña injusticia.

Leer y escribir es mucho más que eso, es poder expresar lo que se piensa, lo que se siente, es tener una verdadera participación, es resolver cuestiones de la vida cotidiana sin depender de alguien que les lea una receta médica, o los acompañe a realizar un trámite, o sufra el miedo constante por no saber qué está firmando poniendo su pulgar. Es un salto cualitativo en la vida y por tanto de la sociedad.

En estos momentos hay varios centros de alfabetización dispersos por los lejanos rincones de nuestra ciudad, con más de 300 participantes entusiastas, y que apenas en meses contamos con estos ya graduados. Este valioso esfuerzo de voluntariado en red, ha sido fruto de la comprensión de todos los movimientos y organizaciones participantes de las diferentes Iglesias Evangelistas y Parroquias que se están sumando a este proyecto, sin dejar de mencionar a la infinidad de personas, jóvenes y mayores, que acudieron a la Departamental de Educación para decir simplemente «Cuenten desde ya conmigo».

Los participantes son quienes están aprendiendo la lecto-escritura, y sus facilitadores son quienes los acompañan de cerca en el proceso de aprendizaje. La escuela Normal aporta desde la materia práctica docente los brazos de sus alumnos para ayudar a cientos de personas, y muchísimos personas se suman como voluntarios de este programa. Con palabras es difícil de demostrar como los ojos de los participantes se llenan de alegría cuando van poco a poco entendiendo y sabiendo que realmente se puede leer y escribir.

De la emotiva ceremonia se pude rescatar el testimonio de Haydee Ferrari que cursó el programa con 95 años , y de Clotilde Cacéres quecon más de 60, leyó una carta escrita con su puño y letra para su nieta, además de albañiles que podrán confeccionar sus presupuestos de trabajo y otros trabajadores de distintos rubros como el sindicato de Obreros de la Fruta que se adhirió al programa para llevarlo a sus afiliados.

“No se puede hacer este tipo de trabajo, si estamos solos, creemos que la educación es central para lograr la transformación social y ese es el camino, donde debemos acompañarnos y sostenernos”, expresó en su palabras la profesora Diana Zufiaurre directora de la escuela Normal.

Por su parte Claudia Camba presidente de la fundación “Un Mundo Mejor es Posible” destacó los logros del programa en Concordia.”En nombre de la fundación y de la embajada de Cuba los felicito a todos ustedes, cuanto camino hemos recorrido en más de tres años, hemos alfabetizado a 1000 personas y hemos cumplido la meta de alfabetizar al 25 por ciento de la población que necesitaba leer y escribir y si seguimos avanzando los desafío a que el próximo año hagamos un acto donde digamos que Concordia ha cumplido con las metas del milenio de la UNESCO”, precisó.

A su turno el intendente Gustavo Bordet bregó : “por una ciudad con oportunidades para todos, donde todos tengan los mismos derechos con las mismas posibilidades de acceder a un bien tan preciado como la educación». Luego valoró la superación personal de Haydee y Clotilde como ejemplo para los jóvenes “ellas han demostrado que el esfuerzo el sacrificio personal y la superación nos hacen libres”, por eso los felicito y los invito a seguir trabajando para recrear los valores solidarios. Una ciudad sin vecinos ni lazos solidarios y sin cooperación no tiene futuro ni desarrollo, de nada puede servir el desarrollo económico si los vecinos de la ciudad no tienen igualdad de derechos y no tienen acceso a la salud y a la educación, por eso gracias y felicitaciones a los graduados, este es un pasito y vamos por mucho más, concluyó Bordet.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota