13 de diciembre de 2010 | Provinciales.

VICTORIA: Afirman que hay una oleada de avistajes de ovnis sin precedentes

Investigadora del fenómeno dijo que la cantidad de observaciones en este último mes no tiene precedentes. El miércoles 8 dos inspectores vieron una criatura extraña en el camping municipal

El Departamento Victoria vive desde hace un mes una oleada de avistajes de luces y objetos voladores no identificados. Según testimonios, prácticamente todas las noches se ven luces de diferentes tamaños, direcciones e intensidad y objetos que de momento a otro desaparecen.
Como si esto fuera poco, se sumó el relato de un inspector de la dirección de Recursos Naturales Municipal de la ciudad, que en la noche del miércoles 8 observó una extraña criatura en zona del camping municipal, al momento en que realizaba junto a un compañero de trabajo una recorrida de rutina por la zona. En la Ciudad de las Siete Colinas y ciudades del resto del departamento están conmovidos e inquietos a raíz de los sucesos.
Silvia Pérez Simondini, especialista en investigación de prodigios y acontecimientos no convencionales y directora del Museo del Ovni de Victoria aseguró que “es impresionante la cantidad de cosas que están apareciendo en el cielo. Nunca se han visto tantos avistamientos como en este 2010, sobre todo concentrados en este último mes”, dijo y luego indicó que les es muy difícil llevar una estadística de la cantidad de avistajes de este tipo de fenómenos, porque en Victoria son permanentes.
Sí aseguró que “en estos momentos estamos frente a una oleada muy fuerte de avistamientos. Y esto no sólo está ocurriendo en Victoria, también en otros lugares del mundo como México y Brasil, por ejemplo”, indicó Pérez Simondini.

Condiciones naturales

Al ser consultada acerca de porqué la aparición de ovnis se da con tanta frecuencia en el Departamento Victoria y no así en el resto de las localidades, la investigadora victoriense opinó que los avistajes se producen siempre en donde hay elevaciones de suelo, ya sea montañas, cerros, picos o agua concentrada en mares, ríos, lagunas y hasta tanques australianos. En donde están estos dos elementos se ven las apariciones y en Victoria se da esta conjugación de cosas.
Pérez Simondini insistió en que “de un mes a esta parte se incrementaron los avistamientos en Victoria. Hemos recibido testimonios prácticamente todas las noches o lo visualizamos nosotros mismos. Es permanente”.
Explicó que lo que la gente ha visto son luces de distintos colores y tamaños, que parten en diferentes direcciones. “Es evidentemente algo que nos está observando, no sabemos de dónde y cómo vienen, y tampoco para qué”, comentó.

Un ser extraño

Sin duda el testimonio más impactante es el realizado por un inspector de la Dirección de Recursos Naturales, quien relató que el 8 de diciembre a las 21.30 estaba realizando un recorrido habitual por la zona junto a un compañero de trabajo y pudieron ver un ser con características muy extrañas.
Tras escuchar el relato, Pérez Simondini y su equipo inmediatamente comenzaron a asistir al lugar, velando a la noche para poder lograr una evidencia fílmica o fotográfica.
“Si algo le faltaba a Victoria, y con lo que todo investigador sueña, se acaba de dar. Uno siempre piensa que estas cosas les ocurren a los demás, en otro país, y que nosotros nunca vamos a tener la posibilidad de estar ante algo como lo que acaba de suceder. Ahora se duplica nuestro trabajo, ya que no sólo hemos de correr tras las luces, que año a año se manifiestan en esta localidad, sino que nos vemos obligados a otro tipo de investigación, porque al aparecer seres en un lugar predeterminado, tenemos que ir hasta ese lugar a ver si obtenemos una evidencia ya sea fotográfica o fílmica”, narró
La investigadora asegura que la figura que vieron los inspectores se está viendo en otros lugares del mundo, y mencionó a Brasil como uno de ellos. “En Brasil lo llaman el chupa – chupa, no chupacabras, y la diferencia entre ambos es que el último tiene alas como murciélago, y el primero no. Acá en Argentina lo llaman erróneamente el chupacabras”, dijo.
Además de este caso que revolucionó a la Ciudad de las Siete Colinas, el equipo de Visión ovni tiene en análisis en La Pampa y México fotos de una formación de tres ovnis que se vio en la ciudad entrerriana.
“Todos los investigadores me preguntan qué causística hay en Victoria. Acá no hay causística, es algo que se produce en forma permanente, hay veces las oleadas de estas manifestaciones en el cielo se producen en invierno, en este caso se están dando en esta época por eso no podemos tener un patrón determinado para saber si van a salir ahora o cuando”.
Pérez Simondini comentó además que todos los años salen luces de un lugar denominado Laguna Grande (Victoria), comienzan a aparecer después del 20 de diciembre y se extienden durante los primeros días de enero.
“A veces son hasta nueve las luces que van saliendo de a una, a cada rato. Este año comenzaron a visualizarse estas manifestaciones mucho más temprano, hace por lo menos 20 días se están viendo”, aseguró a diario Uno.

En Rincón de Nogoyá

Rincón de Nogoyá (Departamento Victoria) queda frente a la Laguna del Pescado, que es uno de los sitios donde más avistajes se producen.
El lugar en estos últimos tiempos se convirtió en un escenario propicio para el avistaje de objetos voladores no identificados.
Un albañil logró una fotografía de uno de estos objetos sobrevolando el cielo. En su relato, el trabajador de la construcción expuso que el 19 de noviembre, minutos antes de la 1 cuando estaba en el paraje rural de Rincón de Nogoyá, decidió como todas las noches tomarse unos amargos antes de acostarse a dormir, luego se sentó a pocos metros del quincho que estaban reacondicionando en una estancia y ahí fue cuando observó en el cielo una luz que se hacía cada vez más grande.
El trabajador indicó que la luz se iba acercando hasta donde él estaba, hasta encandilarlo. De todos modos logró sacarle una fotografía, instantes luego la luz desapareció.
Otro avistaje se produjo el domingo en la zona del Arenal y Cerro de la Matanza, donde vecinos del lugar pudieron observar una luz en el cielo, sin poder identificar el objeto.
El Departamento Victoria, y la Ciudad de la Siete Colinas; algunos dicen que es un punto energético; otros, que su topografía y ubicación, es el lugar propicio para el descenso; pero sin dudas y por los documentos y testigos que se formaron a través del tiempo, es el lugar de la Argentina donde se avistan mayor cantidad de luces y objetos no identificados.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota