14 de febrero de 2011 | Destacado, Nacionales.

Venegas: ‘Moyano me dijo que iban a allanar la obra social del gremio’

El sindicalista detenido y liberado la semana pasada ratificó que el camionero le anticipó el operativo hace dos meses; agradeció la «solidarvenegas_uatreidad» de la CGT

Gerónimo Venegas, el secretario general del gremio de los trabajadores rurales detenido la semana pasada durante poco más de 24 horas en la causa por la mafia de los medicamentos, ratificó que Hugo Moyano le había dicho hace dos meses que la Justicia iba a allanar la obra social del sindicato, como finalmente ocurrió. «Estuve hablando con él y me dijo que me iban a allanar la obra social. Para mí no fue una novedad. Lo tomé como que realmente lo iban a hacer, porque si habían allanado a 50 o 60 obras sociales, la mía, siendo yo un opositor al Gobierno, no iba a quedar sin ser allanada. De todas formas fue una de las últimas», relató Venegas en diálogo con TN. El sindicalista precisó que el encuentro con el jefe de la CGT ocurrió «hace un mes y medio o dos» y que en aquel momento no le preguntó al camionero cómo ni por qué tenía esa información. Mano derecha. Por otra parte, Venegas negó que su contador, Luis Torrent, sea su mano derecha. Así lo cree el juez Norberto Oyarbide, a cargo de la investigación por la mafia de los remedios. Torrent está procesado desde el año pasado por sus vínculos con Arcacel, una de las droguerías sospechadas La secretaria de Torrent es Vanina Postigo, acusada de organizar la asociación ilícita. En escuchas realizadas, hablan del poder de Venegas, de sus vínculos con Duhalde y de la posibilidad de hacer «un negocio grande». «A Torrent lo conozco, es amigo. Pero no tengo mano derecha. Me acusan por llamadas con las que no tengo nada que ver, en las que en ningún momento hablo yo», se defendió el gremialista. Incluso, ironizó: «La mano derecha la tengo acá, donde termina el brazo». Además, relató que durante la indagatoria del viernes último Oyarbide le exhibió expedientes secuestrados en un allanamiento a la Superintendencia de Servicios de la Salud con troqueles de medicamentos «tuchos», que, según sus propias palabras «involucran directamente al gremio». No obstante, aseguró: «Vamos a poner a los abogados y a peritos a analizar [los troqueles] minuciosamente. Tengo la tranquilidad de que en la obra social se hace todo dentro de los márgenes». Hacia el final del reportaje, y tras insistir con que su detención fue «un hecho político», Venegas agradeció la «solidaridad» de la CGT, que el viernes pasado, mientras transcurría la indagatoria, emitió un comunicado con duras críticas a Oyarbide. «Siempre respete a los compañeros y mantuve una línea de conducta. Tomo {la declaración] como un hecho solidario de los compañeros», dijo. También volvió a cuestionar su arresto. «Sin llamarme a declarar me detienen, mientras que hay funcionarios y ex funcionarios del Gobierno que tienen causas y andan caminando por la calle», comparó. Por último, dijo estar «tranquilo», aun frente a la posibilidad de que Oyarbide lo procese. «Si me procesan, tendrán que justificar por qué lo hacen. Yo estoy re tranquilo. No tengo temor de nada», concluyó. El juez deberá tomar una decisión dentro de los próximos diez días.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota