18 de diciembre de 2009 | Destacado, Provinciales.

Utilizarán radares satelitales para alertas tempranas de crecidas extremas

En una reunión de trabajo encabezada por el ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido, donde estuvieron el gobernador Sergio Urribarri y sus pares de las provincias afectadas por la crecida de los ríos Paraná, Paraguay y Uruguay, se analizó la situación hidrológica de la cuenda del Plata y las perspectivas para el verano 2010.Además, se acordó llevar un seguimiento de situación para anticiparse a eventuales acciones y necesidades que surjan de esta problemática y difundir información relativa a la alerta temprana de eventos hídricos extremos para coordinar las medidas de prevención. En el encuentro, en el que también estuvieron presentes el subsecretario de Recursos Hídricos, Fabián López y el presidente del Instituto Nacional del Agua (INA), Raúl Lopardo, se realizó una evaluación de la situación hidrológica actual de la cuenca de los Ríos Paraná, Paraguay y Uruguay en la cual se abordó una perspectiva de los posibles escenarios para el verano 2010, en función de la situación de saturación actual de la cuenca y de los pronósticos climáticos y meteorológicos para la próxima estación estival.

urribAdemás se acordó compartir y difundir, en este ámbito oficial, la información relativa a la alerta temprana de eventos hídricos extremos para coordinar las medidas de prevención.
Entre los temas abordados se presentaron las nuevas herramientas tecnológicas disponibles, como la potencialidad de las imágenes satelitales de radar del sistema SIASGE (sistema italo argentino para la prevención de emergencias) de la CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales).
Asimismo, los gobernadores presentes valoraron la iniciativa del Ministerio de Planificación Federal y la Subsecretaría de Recursos Hídricos, de trabajar con anticipación en la generación de información y coordinación para la toma de decisiones.

De este modo, hubo total consenso respecto a que después de varios años de sequía ha aumentado la vulnerabilidad y la ocupación de las áreas de riesgo a inundaciones. Por lo tanto, hubo acuerdo sobre la necesidad de actualizar la información sobre los niveles de alerta y evacuación en cada una de las localidades.
Estuvieron presentes los gobernadores de Chaco, Jorge Capitanich; de Formosa, Gildo Insfrán; de Santa Fe, Hermes Binner y el interventor del Instituto Correntino del Agua, Ing. Mario Maruja. Por la provincia estuvieron también el secretario de Planeamiento e Infraestructura, Guillermo Federik; el intendente de Paraná, José Carlos Halle; y los directores de Defensa Civil, Roberto Destri, y de Hidráulica, Sergio Fontana.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota