q
23 de junio de 2010 | Nacionales.

Uruguay confirmó que avanzará con Argentina en un “monitoreo total” del río que incluya a Brasil

La esposa de Mujica fundamentó la incorporación de Brasil al monitoreo. La senadora uruguaya Lucía Topolansky, esposa del presidente José Pepe Mujica, confirmó este miércoles que junto con la Argentina se busca “un monitoreo total del río” Uruguay, y defendió la inclusión de un control interno sobre la planta UPM (ex Botnia). En ese orden, la legisladora enfatizó que “las aguas no piden permiso en las aduanas cuando cambian de países», y fundamentó con ello la intención de incorporar a Brasil al control ambiental del curso. “Si ahora logramos en conjunto mirar estos problemas, va a ser positivo para los tres países y va a ser positivo también en la relación, porque va a quedar claro cómo es la salud del río”, remarcó.

Topolansky dTOPOLANSKY_DE_MUJICA-f4b53efendió la idea de un control interno a Botnia, al señalar que ese tipo de chequeos se hacen en otras industrias, como en el caso de los frigoríficos. “Yo me sumo a las razonamientos que hacía el canciller (Luis) Almagro de que, finalmente, para vender la chuletita más chica vienen inspectores y nos revisan con lupa todas las plantas frigoríficas habidas y por haber; que cuando viene alguien de la OEA o de la ONU mira todo lo que tiene que mirar. Esas son partes de las normas de convivencia mundiales y se pueden enmarcar perfectamente en ese tipo de situaciones”, enfatizó la senadora uruguaya.

En ese sentido, la esposa de Mujica consideró que “algo de soberanía, todos los países rescinden en función de algo que les importa más, en un mundo que se globalizó y empieza a moverse por bloques”; y afirmó que aquí “lo más importante es llegar a un monitoreo total del río”.

En declaraciones a la radio del vecino país El Espectador, sostuvo que el Uruguay “es un río que recibe vertidos de redes sanitarias que tiene en sus orillas, vertidos de residuos agrícolas, de lavaderos de lana y otras industrias”.

“Hay que ver cómo todo eso está monitoreado dentro de los estándares admisibles y cómo cuidamos la vida al río en conjunto”, subrayó y acotó: “Hay que controlar la salud del río, y ya que vamos a controlar, hagámoslo in totum. Por eso también hablamos de Brasil”.

Sobre ello, la senadora argumentó que “el río nace en Brasil y pasa por tres países”. “Las aguas no piden permiso en las aduanas cuando cambian de países, las aguas siguen”, explicó. “Si ahora logramos en conjunto mirar estos problemas -y esto es lo más importante-, va a ser positivo para los tres países y va a ser positivo también en la relación, porque va a quedar claro cómo es la salud del río”, remarcó.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota