26 de noviembre de 2010 | Concordia, Destacado.

Urribarri y Bordet con la comunidad educativa en el barrio Lesca

26_Esc_RivadaviaEl gobernador Sergio Urribarri junto al intendente Gustavo Bordet encabezaron ayer el acto por el centenario de la escuela Bernardino Rivadavia que está siendo reconstruida a nueva por esta gestión.
En un escenario montado en calle Lamadrid, frente al establecimiento educativo, el mandatario dijo que «alguna vez existió una alianza muy fuerte entre la familia y la escuela. La familia confiaba en la escuela y por eso tuvimos ese movimiento social ascendente de tantas familias humildes. Poco a poco estamos logrando que esto sea de nuevo una realidad».
Ante los casi 500 niños que asisten al establecimiento, sus familiares, la comunidad educativa y vecinos del barrio Lesca, el gobernador entrerriano rescató la figura del ex presidente Néstor Kirchner que triplicó la inversión educativa desde 2003 y señaló que Entre Ríos está volviendo a ser un faro de la educación por la labor en cooperación con la familia. También reveló que esta semana se llama a licitación de la obra de la escuela Gutiérrez de la zona sur de la ciudad.
La directora Graciela Arévalo puso en valor la obra que se está haciendo en la escuela y relató la anécdota de la visita del gobernador en mayo pasado que sorprendió a todos apareciéndose una mañana de lluvia. «El nos ilusionó y cumplió con su promesa. Hoy estamos teniendo una nueva escuela, y no me importan los escombros, porque estamos en obra. Esto es para festejar», afirmó.

El intendente Gustavo Bordet, que acompañó al gobernador, destacó la labor conjunta de provincia y municipio en los establecimientos educativos. «Los problemas son de todos y los resolvemos de esta manera. No hay escuela en la que no hayamos intervenido y mostrado nuestra voluntad de resolver las situaciones que se nos presentan». Como intendente me siento orgulloso de celebrar este año el centenario de tres escuelas tan importantes para la ciudad, como la escuela Rivadavia, la Normal y Vélez Sarsfield, que han realizado su aporte a la comunidad educando a miles de concordienses, indicó el intendente.

Urribarri manifestó su alegría por «compartir un hecho institucional tan importante para una escuela como es cumplir 100 años». Aseguró luego que esta escuela, como tantas otras centenarias en la provincia, fue parte de una «época en que Entre Ríos fue el faro educativo que iluminó a la educación argentina y a gran parte de la educación latinoamericana».

«Es hermoso estar festejando 100 años», dijo el mandatario y aseguró que «desde el primer día de la gestión asumimos la responsabilidad de buscar entre todos los entrerrianos, como lo estamos haciendo, una educación de calidad y que le sirva a nuestros chicos. Si alguna vez la educación unió a gran parte de Argentina con el mundo no fue por causalidad, fue justamente porque existió un pacto, una alianza entre la familia y la escuela. La familia confiaba en la escuela y por eso tuvimos ese movimiento social ascendente de tantas familias humildes. Poco a poco estamos logrando esto».

Subrayó luego que la inversión entrerriana en educación es importante y también en Argentina. Recordó que eso sucedió gracias a que «en el 2003 hubo un hombre que dijo que había que triplicar los recursos para educación y envió un proyecto de ley a la legislatura nacional para lograrlo. Eso lo que hoy se invierte en Argentina en educación y nosotros con los recursos propios estamos haciendo honor a aquella definición de Néstor Carlos Kirchner que le dio a la educación argentina el lugar que debía ocupar».

«Aunque todavía falta mucho, estas cosas hay que decirlas», aseveró. Se refirió luego a la Carpa Blanca que estuvo por largos meses frente al Congreso de la Nación, «bregando por una inversión educativa acorde a lo que se necesitaba.

Eso es lo que entre todos estamos haciendo, la inversión educativa en Entre Ríos hace que estemos construyendo escuelas por todos lados. Eran establecimientos que necesitaban la intervención del Estado», puntualizó.

Señaló a continuación que «cuando asumimos sabíamos de la gravedad en que estaban algunos edificios. Llegando a las escuelas veía la ilusión en los rostros de los docentes, porque no veían llegar a alguien que se iba a ocupar del tema.
Ese es el deber nuestro, no estamos haciendo nada extraordinario». Anunció seguidamente que «mañana llamamos a licitación para la escuela Gutiérrez».

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota