9 de febrero de 2010 | Destacado, Nacionales.

Una tormenta de tierra cubrió totalmente a Posadas

Durante varias horas en la capital misionera el cielo se tiñó de un color rojizoTORMENTA_DE_TIERRA-901a9

Una polvareda tiñó el cielo de la capital misionera de un marrón rojizo. Se trata de un fenómeno similar al tornado registrado en septiembre, pero de menor severidad, según explicaron en el Servicio Meteorológico Nacional. Por unas horas, la capital misionera se asemejó mucho a alguna ciudad cercana al desierto. Y es que una fuerte tormenta con vientos intensos levantaron una intensa polvareda y tiñeron el cielo de un marrón rojizo. La densa masa de polvo se desplazó lentamente hacia Paraguay, según informó el sitio Misiones online, donde el fenómeno sería bastante usual. Los posadeños esperan que la lluvia se lleve la tierra y el intenso calor que azota a la ciudad desde hace días.

Es que la provincia (y resto del norte del país) se encuentra bajo un alerta lanzado por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) este mediodía por el probable registro de tormentas fuertes o severas. «Sobre la región predomina una masa de aire húmedo e inestable. La aproximación de un frente frío genera áreas de lluvias y tormentas sobre el sur de Santiago del Estero, norte de Santa Fe, Corrientes, sur de Chaco y sur de Misiones», señaló el organismo a La Nación.

El informe sostiene que en el transcurso del día el resto del área de cobertura podría ser afectada también por lluvias y tormentas, algunas de las cuales podrían alcanzar en forma local intensidad fuerte y/o severa, generando abundante caída de agua, ráfagas de viento y caída de granizo. Luego, el parte anticipa que la intensidad de los fenómenos tenderá a disminuir entre la noche de hoy la madruga de mañana martes».

Luis Rosso, especialista en tormentas severas y tornados del SMN, aseguró a La Nación que en la provincia existen antecedentes de fenómenos similares, algunos de mucha más severidad como el registrado entre el 7 y el 8 de septiembre pasado a dos parajes cercanos a la ciudad misionera de San Pedro. «Se trata de una tormenta con fuertes ráfagas, es decir, con una corriente descendente (esa más fría que se percibe al inicio del fenómeno) la que cuando avanza levanta polvo, y cuando es más severa otras cosas. Ese material, con los rayos del sol, se ve de distintos colores», explicó Rosso.

Existe una diferencia respecto a lo que se registró en el sur bonaerense en octubre pasado, en la zona agropecuaria de Carmen de Patagones y al que los especialistas atribuyeron a una combinación de una sequía prolongada y al desmonte irresponsable.

En esa situación, aseguró Rosso, es diferente porque es la consecuencia del avance de una masa de aire frío sobre una superficie de cientos de kilómetros con vientos del sur/sudoeste que soplan entre 50 y 80 kilómetros por hora en toda la provincia durante muchas horas. «Donde está seco se registran tormenta de polvo y donde está húmedo, lluvias», indicó. En cambio, en Misiones, la tormenta tiene un alcance de 30 a 40 kilómetros y dura entre dos y tres horas. «Se trata de un fenómeno puntual», concluyó.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota