29 de octubre de 2010 | Nacionales.

Una multitud despide a Néstor Kirchner en las últimas horas del velatorio

Durante todo el día de ayer, miles de argentinos homenajearon al ex presidente y expresaron su apoyo a Cristina. Estuvieron los mandatarios latinoamericanos Correa, Mujica, Morales, Piñera, Santos, Lugo, Chávez y Lula. La jefa de Estado permaneció junto a su familia en el Salcristina_velorioón de los Patriotas Latinoamericanos.

Los restos del ex presidente Néstor Kirchner continuaban siendo velados hasta las 10 y serán inhumados hoy en el cementerio de Río Gallegos, Santa Cruz, tras 24 horas de velatorio en la Casa de Gobierno, ceremonia fúnebre encabezada por la presidenta, Cristina Fernández.

La despedida en la Casa Rosada, sede del gobierno que presidió entre 2003 y 2007, se inició a las 10 y congregó durante todo el día y la noche a una multitud que se acercó a darle el último adiós en salón de los Patriotas Latinoamericanos, en la planta baja.

En tanto, en las inmediaciones de la Plaza de Mayo, la cola para ingresar a la Casa de Gobierno donde se realiza el velatorio del ex presidente Kirchner, se extendió ayer aproximadamente a lo largo de más de 20 cuadras, y aún hay mucha gente que aguarda su turno para rendir su respeto a los restos del ex presidente.

La jefa de Estado estuvo apostada junto al féretro, acompañada de su familia, recibiendo las condolencias de sus pares latinoamericanos y personalidades del mundo de la política, la cultura, el espectáculo y el deporte.

Minutos antes de las 21 hizo su ingreso a la Casa Rosada el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien llegó acompañado de dos de sus hijas. El mandatario bolivariano estrechó en un prolongado abrazo a Cristina Fernández y luego lo hizo con Máximo y Florencia Kirchner.

A las 21.10, el brasileño Luis Inacio Lula Da Silva se sumó a los mandatarios presentes. En ese momento acompañaban a Cristina los presidentes de Venezuela, Paraguay y Colombia.

Acompañada por sus hijos, Florencia y Máximo, la jefa de Estado ingresó a las 11.20 al Salón de los Patriotas Latinoamericanos, donde se instaló la capilla ardiente con el féretro cerrado que contiene los restos del ex presidente fallecido ayer a las 9.15 en El Calafate.

Al pasar frente al ataúd, el público –que hace largas filas que llegan hasta la avenida 9 de Julio– grita consignas de apoyo y solidaridad para con la Presidenta, quien por momentos se emocionaba y agradecía con una sonrisa apretada, o con la mano en el corazón, mientras acariciaba a su hija. Al caer la noche, seguía siendo incesante el peregrinar de seguidores de Kirchner.

«Fuerza Cristina», «Viva la Argentina y América del Sur», «No te me caigas», «Gracias por devolvernos la dignidad», «Vamos Cristina que podemos» y «La gente está con vos» eran algunas de las consignas que cortaban el silencio en el recinto y generaban aplausos entre los presentes.

Entre los primeros dirigentes que se acercaron a saludar a la mandataria, estuvo la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien le entregó un pañuelo blanco, símbolo de la lucha de las Abuelas, que enseguida la jefa de Estado colocó sobre el féretro de su marido, junto a la bandera argentina. Luego, otras madres y abuelas reprodujeron el rito del pañuelo.

También se acercó a saludarla la titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe Bonafini, y el titular de la CGT, Hugo Moyano, quien conversó unos instantes con Fernández de Kirchner. Igualmente, se hicieron presentes los gobernadores de Entre Ríos, Sergio Urribarri; de Buenos Aires, Daniel Scioli; de Córdoba, Juan Carlos Schiaretti; de Chaco, Jorge Capitanich; de San Juan, José Luis Gioja, entre otros que luego se fueron sumando.

Hacia el mediodía, llegaron los presidentes de Bolivia, Evo Morales; de Ecuador, Rafael Correa; de Uruguay, José Mujica, y de Chile, Sebastián Piñera.

Cristina se abrazó largamente con el presidente de Ecuador y mantuvo un diálogo de varios minutos con su par de Chile, Piñera, quien estaba acompañado por su esposa, Cecilia Morel.

Poco después de las 20 se hicieron presentes Juan Manuel Santos, de Colombia, y Fernando Lugo, de Paraguay. Minutos antes de las 21 ingresó Hugo Chávez, de Venezuela.

Diego Maradona, Marcelo Tinelli, Andrea del Boca, Florencia Peña, Vìctor Laplace, Pablo Echarri, Nancy Duplaa, Susana Rinaldi, Daniel Fanego, Federico Luppi, Osvaldo Santoro, Carlos Bilardo, Sergio Batista, Guillermo Vilas y muchos otros representantes del mundo del deporte, la cultura y el espectáculo se sumaron a la lista de quienes se acercaron a saludar a Cristina.

Ministros, gobernadores, legisladores y dirigentes políticos del oficialismo desfilaron por la capilla ardiente. Del arco opositor, los primeros en llegar fueron el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, los diputados Francisco De Narváez (peronismo federal) y Ricardo Alfonsín (UCR), y el dirigente radical Marcelo Stubrin.

Otros dirigentes como Jorge Telerman, sindicalistas como Andrés Rodríguez y Omar Viviani y el ex canciller Jorge Taiana se acercaron para dar el último adiós al ex presidente.

Mientras tanto, con demostraciones de honda congoja y emoción comenzaron a llegar este mediodía a la Plaza de Mayo numerosas columnas de sindicatos y de distintos movimientos sociales y políticos para expresar su adiós al ex presidente.

Columnas del Sindicato de Camioneros, de la UOCRA, de UPCN, de la UTA y agrupaciones políticas como el Movimiento Evita y La Cámpora comenzaron a colmar la Plaza de Mayo, acudiendo a la convocatoria de la CGT que llamó a concentrase a partir del mediodía.

Con banderas argentinas que mostraban los rostros de Néstor y Cristina, los distintos grupos sindicales se reunían en torno a la histórica plaza para recordar la figura del ex presidente.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota