20 de enero de 2010 | Concordia.

Un automovil terminó incrustado en la pared de un aserradero

EMBISTIO_UN_ASERRADERO-ef685Un espectacular accidente, sin consecuencia para persona alguna ocurrió en la madrugada de ayer donde se unen avenida Tavella con Monseñor Rösch, en la denominada curva Gilardoni; En dicho lugar un automovilista con síntomas de alcoholizado, no advirtió la curva de la cinta asfaltica, siguió derecho saliendose del camino e incrustandose violentanente en la pared de un aserradero. Afortunadamente no hubo que lamentar víctimas, si bien cuando se le hizo el control de alcoholemia al conductor del vehiculo, este registraba un elevado nivel de alcohol en sangre.

A las 05.00 de ayer un automóvil Dodge 1500, dominio (UIK 426), color azul que era conducido por un hombre de 56 años, de apellido Gómez, terminó su recorrido estrepitosamente cuando se introdujo en el interior de un aserradero, que se ubica a metros de la curva Gilardoni, más conocida como “la curva de la muerte”. El vehículo impactó de lleno con un muro de ladrillos macizos, el que destruyó, para terminar literalmente en el interior del edificio. Afortunadamente el conductor, que sería único ocupante, no recibió ningún tipo de heridas, aunque se le secuestró el automóvil, ya que no poseía los papeles del mismo y cuando se le efectuó la prueba de alcoholemia las agujas acusaron un importante nivel etílico en sangre. Hasta el momento se desconoce si hubo algún otro vehículo involucrado en el hecho.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota