26 de enero de 2011 | Provinciales.

Sumarán otro recuperatorio en julio para los alumnos de secundaria

La idea de las autoridades es que con el nuevo turno de recuperatorio mengüe la repitencia y el abandono. No habrá cambios en el número de materias previas: serán dos, y no cuatro como en Tucumán, o tres como en Córdoba.

El Consejo General de Educación (CGE) resolvió que durante el ciclo escolar 2011 la escuela secundaria tendrá dos instancias de revisión de saberes: una a mitad de año, en julio, y otra en diciembre. Se trata de los ya conocidos recuperatorios, que hasta el año último sólo se ubicaban al final del año escolar y derivaban en un fiasco: la mayoría de los alumnos no se presentaba, o si asistía a esas instancias, no conseguía promocionar.
Se trata de uno de los cambios centrales que habrá en el sistema de evaluación de los estudiantes secundarias que se dará en el marco de la transformación curricular de la escuela media en el ciclo superior –los últimos años– que ya comenzó en 2010 en un grupo de 67 escuelas muestrales, 50 de la órbita estatal, y 17 privadas. Lo que se procura es evitar que se siga profundizando el fracaso, que puede tomar la forma de la repitencia o, en el peor de los casos, el abandono del sistema escolar.
No hay datos oficiales que abarquen de modo global la situación de la escuela en la provincia y den cuenta de qué es lo que ocurre hacia adentro de las aulas. Los únicos datos disponibles corresponden a 2008 y dan cuenta de que El 14,96% de los que cursaron lo que hasta entonces se denominó el nivel III de la Educación General Básica (EGB), ahora ciclo básico de la secundaria, repite; y el 13,85%, abandona. Y en el viejo Polimodal, lo que ahora sería el ciclo superior de la escuela media, el 6,88% repite, y el 14,91% abandona.
Liliana Dasso, directora de Educación Secundaria del CGE, dice que el cambio en el sistema de evaluación, y la incorporación de una nueva instancia de evaluación de saberes a mitad de año procura “ayudar” a la inclusión de los alumnos, y que se puedan mantener dentro del sistema, y a la vez dejar atrás el esquema que rigió hasta 2010 en el cual los recuperatorios de diciembre se convertían, a la vez, en un “embudo” –todos los que no promocionaban–, y un colador –casi ninguno conseguía promocionar–.
“Lo planteamos como una instancia de profundización de saberes, que va a estar en julio, aunque resta todavía definirlo bien a través de una resolución, y después en diciembre. En este nuevo sistema de evaluación se piensa a estas instancias como procesos en los que se deberá estimular al alumno a que aprenda, y no sencillamente descalificarlo y aplazarlo. No queremos que el alumno esté solo, sino que cuente con el acompañamiento del docente, para que no fracase”, señaló.
Dasso subrayó que la idea es que “el alumno se sienta acompañado en la escuela”, y para eso dice que una de las innovaciones clave en la nueva escuela secundaria que se pone en marcha este año en Entre Ríos será la instrumentación de la figura de las tutorías. La denominada tutoría disciplinar, que estará a cargo de docentes que no pertenecen al plantel de la institución escolar, será un apoyo extra para aquellos alumnos que encuentren dificultades con determinadas asignaturas. Y se piensa que se instrumenten a contraturno, aunque si la infraestructura no da, será a la par del docente de la cátedra.
Pero en lo que la provincia no cambiará será en el límite máximo de materias previas que se podrán llevar los alumnos para pasar de un año a otro: será dos, aún cuando a nivel nacional se están evaluando otras alternativas.
Por ejemplo, en Tucumán se está evaluando la aplicación de un régimen de promoción en la secundaria con cuatro materias previas, con la posibilidad de que el alumno curse en contraturno las materias adeudas. Según la ministra de Educación tucumana, Silvia Rojkés de Temkin, la medida no significará “resignar calidad educativa”, sostuvo.
“Yo sé que todo esto genera polémica, pero es muy importante para nosotros poder avanzar; son chicos que tienen aprobado el resto de las materias; y tienen que repetir todas, aún las que hayan aprobado. Entonces, con algunas escuelas estamos trabajando en esto de que pasen de curso, pero que por la tarde o a contraturno, con los tutores o con equipos de docentes, tengan el doble trabajo de cursar el año, además de cursar estas materias, y de ir rindiéndolas”, dijo a El Diario.
Córdoba, en tanto, impuso un sistema propio en 2010: se puede pasar de año con tres materias previas en el secundario, según una reforma educativa que aplicó el Ministerio de Educación de esa provincia.
Aquí en Entre Ríos no habrá ninguna modificación en ese sentido: se mantendrá la promoción con solamente dos materias previas. “No podemos caer en ningún facilismo, sino mantener las exigencias”, dijo Marcela Mangeón, coordinadora de la transformación curricular en la provincia.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota