15 de enero de 2010 | Internacionales.

Son más de 100.000 los muertos por el sismo

PUERTO PRINCIPE, (AFP-NA) – El primer ministro haitiano, Jean Max Bellerive, afirmó que los muertos por el sismo del martes podrían llegar a ser «muchos más de 100.000», cuando en las calles se acumulan los cadáveres y los heridos hacen colapsar los hospitales que siguen en pie.

«Es difícil hacer una evaluación correcta del número de víctimas» y de «cuántas construcciones, cuántos edificios se derrumbaron», dijo Bellerive a CNN. Pero considerando a quienes se encontraban en el interior de las viviendas, «estamos bastante por encima de los 100.000» muertos, agregó. «El Parlamento se derrumbó. La oficina de rentas se derrumbó. Las escuelas se derrumbaron.
Los hospitales también se derrumbaron», declaró el presidente haitiano, René Préval, al periódico estadounidense Miami Herald, agregando que estimaba en miles los muertos.
«Hay muchas escuelas con mucha gente muerta en su interior», añadió. El panorama de la capital, con edificios en ruinas y cadáveres en las calles, es «inimaginable», narró el mandatario, que junto a su mujer se salvó del desplome del palacio presidencial.
Testigos de la tragedia carentes de equipamiento hacen lo que pueden para desenterrar a las víctimas atrapadas entre toneladas de concreto y hierro retorcido.
Atrás quedaba una noche de terror, donde cada tanto los sobrevivientes corren asustados en búsqueda de refugio ante las réplicas del sismo.
El Instituto Geofísico estadounidense (USGS) informó que 24 fuertes réplicas sacudieron el país, tras el sismo de 7,0 de magnitud que se registró a las 16H53 locales (21H53 GMT) del martes.
La cárcel principal de Puerto Príncipe se derrumbó, informó la ONU en Ginebra, precisando que algunos detenidos se habían escapado.
El aeropuerto de la capital resultó dañado pero es utilizable, confirmaron diversas autoridades, mientras el país se prepara para recibir ayuda internacional. «La pista (del aeropuerto) parece funcionar, pero no hay electricidad, lo que significa que el aterrizaje de noche es imposible», señaló el secretario general adjunto de la OEA, Albert Ramdin. Al menos 16 funcionarios de ONU murieron y 56 resultaron heridos al desmoronarse la sede del organismo en Puerto Príncipe, informó en Nueva York el secretario general Ban Ki-moon quien aseguró que viajará «lo antes posible» al lugar del desastre. «Ahora el total de muertos confirmados entre trabajadores de la ONU es de 16», dijo Ban a la prensa. Un balance anterior daba cuenta de 14 muertos.
El embajador de Haití ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Dult Brutus, declaró que el sismo en su país causó «decenas de miles de víctimas y pérdidas materiales considerables. La comunidad internacional se movilizaba este miércoles para hacer llegar el auxilio a la isla.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama prometió que la intervención de su país en Haití será «rápida, coordinada y enérgica». El Pentágono ya inició el envío de barcos, equipos de socorro y expertos, indicó el comando militar estadounidense Sur en un comunicado. Se espera la llegada el jueves de un portaviones de la Marina.
Apenas despuntó el alba comenzaron los saqueos en este inestable país, donde los cascos azules de la ONU intentan mantener la paz y el equilibrio desde 2004 por medio de la Misión de Estabilización de la ONU (MINUSTAH).
Precisamente la MINUSTAH, integrada por fuerzas de paz de 17 países y liderada por Brasil, reconoció varias muertes entre sus 11.000 miembros.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota