q
21 de enero de 2010 | Provinciales.

Solanas: “Nunca compartí la idea de bajar la edad de imputabilidad de los menores”

solanas raulEl designado presidente del Consejo del Niño, el Adolescente y la Familia opinó que se cae “en el facilismo” si se cree que “la baja de la edad soluciona todos los problemas”. Dijo que se debe crear un fuero especial para menores. El designado presidente del Consejo del Niño, el Adolescente y la Familia, Raúl Patricio Solanas, se mostró en desacuerdo con la idea de bajar la edad de imputabilidad a los menores, tal cual el proyecto de ley que el 25 de noviembre último obtuvo media sanción del Senado Nación, y que reduce a 14 años la edad de imputabilidad.

Actualmente, la ley sostiene que sólo los mayores de 16 años pueden ser objeto de un proceso penal. Pero la nueva norma –que espera la sanción definitiva en Diputados– establece que la responsabilidad penal alcanzará a los jóvenes de 14 ó 15 años de edad que cometan un delito con pena mínima de 3 años de prisión o reclusión, y a los jóvenes de 16 ó 17 años de edad que participen en la comisión de un delito con pena mínima de 2 años o más de prisión o reclusión. Solanas, que el 9 de diciembre concluyó su mandato como diputado nacional y que espera asumir en febrero próximo al frente del Consejo del Niño, el Adolescente y la Familia, afirmó ayer: “Yo nunca compartí la idea de bajar la edad de imputabilidad de los menores. Es más, cuando fui diputado presenté un proyecto de ley para proteger a los menores, para ocuparnos de ese tema, y no caer en el facilismo de que si se baja la edad, se solucionan todos los problemas”. Solanas afirmó en cambio que está a favor de que se haya bajado la edad para alcanzar la mayoría de edad, que “yo impulsé”, según consignó. Se refirió así al texto que en diciembre el Senado de la Nación convirtió en ley y que supone la reducción de la mayoría de edad de 21 a 18 años, una iniciativa presentada en 2005 por el socialista Rubén Giustiniani. Según esa norma, como excepción, los padres o tutores deberán continuar con la manutención de los hijos y su obra social hasta cumplir los 21 años. Pero la modificación del Código Civil permitirá a los jóvenes, entre otros beneficios, tramitar documentos, firmar contratos, encarar emprendimientos comerciales y casarse a los 18 años sin autorización de sus padres. Esa norma tendrá impacto dentro del trabajo del Consejo del Niño, el Adolescente y la Familia, apuntó Solanas. “Hasta la sanción de esa ley, el Consejo tenía bajo su tutela a los jóvenes hasta los 21 años, pero ahora será sólo hasta los 18 años. Pero para llevar adelante ese cambio se necesitará de un período de adaptación y de trabajo mancomunado con otras áreas del Estado, que deberán de aquí en más asumir esa responsabilidad”, aseveró a El Diario.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota