q
12 de septiembre de 2022 | Nacionales.

Se ralentiza la liquidación de maíz

Para exportadores, el «dólar soja» es un éxito y ya hablan del «mejor septiembre de los últimos 10 años»

Así se expresó el presidente de la Cámara de Exportadores de Cereales, Gustavo Idígoras, por AM750. Afirmó que descree que la política sea replicable en otros sectores como el maíz, por su fuerte impacto en los precios locales.
El presidente de la Cámara de Exportadores de Cereales, Gustavo Idígoras, destacó este lunes el buen comienzo que tuvo el relanzamiento del “dólar soja” y aseguró que la medida anunciada días atrás por Sergio Massa tuvo una “primera semana positiva en términos estadísticos”: “Se vendieron más de 4 millones de toneladas, frente a agosto donde se habían vendido 1.8 millones”. En los primeros días se liquidó más del doble que en todo el octavo mes del año.

“En divisas se superaron los 2.200 millones de dólares. El programa está funcionando. Vamos a ver cómo sigue. Recordemos que es una ventana de tiempo y luego finaliza. Está siendo el mejor septiembre de los últimos 10 años. Hay un adelantamiento de las ventas”, puntualizó.
Con el nuevo programa, a quienes vendan su cosecha entre este lunes 5 y el viernes 30 de septiembre se les liquidará un dólar de 200 pesos. El gobierno espera que luego de este anuncio los agroexportadores ingresen 5.000 millones de dólares a lo largo del mes. Esto prevé una mejora de 200.000 millones de pesos en los ingresos fiscales

Sin embargo, en este contexto, tal como cuestiona la nota de este lunes en Página/12 de Raúl Dellatorre, “endulzado por el extraordinario premio obtenido con el dólar soja, ¿por qué no habrían de repetir los grandes productores (de maíz) la maniobra de retención del grano para provocar un premio similar al obtenido por los sojeros?”

Consultado sobre este punto, Idígoras explicó que este fue un tema que “ya estuvo sobre la mesa” de debate. “Todos (los beneficios cambiarios) fueron descartados por el efecto inflacionario. El maíz se transforma en proteína animal y consumo interno. Tiene un efecto inflacionario muy fuerte. La soja, si bien se usa para insumos, la mayoría se exporta”.

“A partir del 1º de octubre el precio de la soja vuelve al anterior y tendremos que seguir trabajando. El productor del maíz tiene la tendencia a usarlo como financiamiento cotidiano. Los flujos de venta se sostienen bastante bien. Salvo en septiembre. Porque al ver lo que pasó con la soja, que fue prácticamente la eliminación de las retenciones por un mes, lo que está haciendo el productor es no vender tanto maíz y sí hacerlo con la soja”, finalizó.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota