19 de octubre de 2009 | Concordia, Destacado.

Se entregaron donaciones en el Hospital Masvernat.

19_entrega_de_ropasAlberto Romero es chaqueño, pero desde hace varios años vive en Buenos Aires. Alberto y su familia, conmovidos por las penurias que pasa su provincia natal, decidieron crear una fundación solidaria para recaudar ropa y alimentos. Así nació Fundación Luz de Esperanza, una organización no gubernamental que trabaja en Buenos Aires para asistir a las familias pobres del interior del país.

Alberto llegó a Concordia para visitar el Hospital Masvernat. Donde Luz de Esperanza entregó ropas y cajas de leche para los servicios de Pediatría y Maternidad. En realidad, en las últimas semanas este chaqueño de buen corazón estuvo varias veces en nuestra ciudad, trabajando en forma anónima y verificando la distribución de las donaciones que se repartieron en diferentes barrios; en conjunto con el grupo de mujeres solidarias que coordina la concejal Miereya López Bernis.

El contacto entre López Bernis y Alberto Romero surgió a través de la Casa de Entre Ríos en Buenos Aires: “Cuando hicimos la última campaña solidaria nos habíamos comunicado con la Casa de Entre Ríos para contarles lo que estábamos haciendo, porque tal vez había gente de Concordia viviendo en Buenos Aires que quería colaborar. Por eso ellos sabían de nuestro trabajo, y cuando Alberto les consultó respecto a donde podían canalizar estas donaciones le sugirieron que hablara con nosotros”, explicó la concejal.
“Desde hace algunos días estamos trabajando para clasificar y fraccionar las donaciones y ya estuvimos repartiendo algunas cosas en lugares donde no pudimos llegar en las campañas anteriores. Estuvimos en Osvaldo Magnasco, Benito Legerén, Villa Adela, Villa Zorraquín y en algunos barrios donde detectamos muchas necesidades”, detalló López Bernis, quien acompaño a Romero en su visita al hospital local.
Por su parte, el doctor Orlando Elordi, director del Delicia Masvernat, agradeció este aporte solidario: “siempre viene bien todo aquello que contribuya a asistir las necesidades de la gente. Nosotros resolvemos las cuestiones que tienen que ver con la atención eficiente de cada paciente, con sentido profesional y humanitario; pero a veces se plantean necesidades que no podemos atender como quisiéramos, en lo que tiene que ver con pedidos de ropa o alimentos. Por eso agradecemos a la fundación de Alberto que, a través de Mireya, hayan elegido este hospital para colaborar”, remarcó el funcionario.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota