8 de mayo de 2012 | Concordia.

Sanabria: “Es imposible que existan firmas mías en las planillas de presentismos hasta abril”

Los concejales de la ciudad de Concordia convocaron este mediodía a una conferencia de prensa para tratar los temas que han colocado al cuerpo en el ojo de varias polémicas. Una de ellas es la presencia de la edil Claudia Sanabria en el listado de los beneficiarios del Programa Argentina Trabaja. En ese sentido, el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Diego Lascurain, argumentó que “la obligación de la concejal Sanabria o de cualquier otro ciudadano es comunicar la renuncia al plan, si esa renuncia toma el camino administrativo correcto o no, eso ya no es responsabilidad de la concejal Sanabria ni de ninguna otra persona, ya pasa por los caminos administrativos de los planes”. En esa misma línea, el concejal Mariano Giampaolo marcó que “si eventualmente en la cuenta de la concejal (Sanabria) se ha depositado (dinero) es un error administrativo que responde a que no se la ha dado de baja de la lista, nada más que a eso”. Por su parte, según la propia Claudia Sanabria, subrayó que presentó la renuncia al beneficio en dos oportunidades “una en diciembre y otra en enero”, exhibiendo una copia de la presentada supuestamente en diciembre, la cual “está firmada por el compañero que la recibió”, esgrimió. La conferencia arrancó con la palabra del concejal Diego Lascurain, presidente del bloque oficial del Frente para la Victoria, quien señaló que “la concejal (Sanabria) nos convocó a una reunión donde nos exhibió que a partir del 10 de diciembre dejo prestar tareas, con lo cual automáticamente queda afuera”.

La concejal aparece hasta el mes de abril integrando el listado de beneficiarios del Programa Argentina Trabaja, a pesar que desde diciembre ocupa una banca en el Concejo Deliberante de Concordia.

En ese sentido Lascurain fue categórico al señalar que desde el 10 de diciembre, “no nos cabe ninguna duda de que (Sanabria) no prestó ningún servicio, lo cual es público y notorio ya que la concejal está todos los días en su despacho”.

Consultado sobre si los ediles estaban seguros que la renuncia había llegado al organismo correspondiente de dar de baja a la beneficiaria, el abogado Lascurain señaló que “la obligación de la concejal Sanabria, o de cualquier otro ciudadano, es de comunicar la renuncia al plan, si esa renuncia toma el camino administrativo correcto (o no), eso ya no es responsabilidad de la concejal Sanabria ni de ninguna otra persona, ya pasa por los caminos administrativos de los planes”, asegurando que “muchas veces ocurre que las altas y las bajas no se dan en tiempo oportuno en casi ningún sistema, lo que genera muchos problemas, como este caso de la concejal Sanabria”.

Afirmando que “no prestando tareas (la beneficiaria), no hay remuneración. Y quédense tranquilos que la concejal no prestó tareas”. Advirtiendo que “si hay una planilla (donde la misma figure como adjudicataria), esa planilla no ha sido suscripta por la concejal”.

En consonancia con eso, el concejal Mariano Giampaolo afirmó que “son cosas totalmente distintas que figure en el padrón, a que haya trabajado en la cooperativa”, señalando que “si no se le ha dado de baja eso es algo muy habitual, porque los programas demoran en quitar beneficiarios de los programas”. Aclarando que “si eventualmente en la cuenta de la concejal se ha depositado (el dinero correspondiente) es un error administrativo que responde a que no se la ha dado de baja de la lista, nada más que a eso”.

Fue allí donde los periodistas preguntaron directamente al concejal Sanabria sobre su renuncia al programa, ya que en un diálogo con Diario Río Uruguay mantenido el pasado viernes -cuando se la llamó para verificar su número de DNI- dijo que había presentado dicha renuncia a fines de enero. Como respuesta explicó que presentó dos dimisiones, “una en diciembre y otra en enero, pero como está la de diciembre, presentamos la que es, o sea la de diciembre”, la cual “está firmada por el compañero que la recibió”.

Fue allí donde un periodista de Canal 2 le preguntó extrañado “¿Dos renuncias?”, a lo que Sanabria contestó: “exactamente”, justificando que los ediles asumían en su banca “pero nosotros no sabíamos cuando cobrábamos y yo seguí prestando mis servicios hasta diciembre”.

Consultada luego sobre si había verificado que su cuenta no registrara movimientos de extracción de dinero, dijo desconocerlo y que “eso ya queda en manos del abogado”.

Por último reconoció que aún tiene en su poder la tarjeta personal que -clave mediante- le permitiría cobrar el dinero del programa. “Si la tengo” admitió, explicando finalmente que ese sistema (de tarjeta magnética) se había implementado “porque había gente que se quedaba con plata”.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota