4 de octubre de 2010 | Internacionales.

Rousseff gana primera vuelta presidencial, pero habrá balotaje

BRASILIA, (AFP-NA) — La candidata presidencial oficialista Dilma Rousseff ganó la primera vuelta electoral de este domingo en Brasil, pero no alcanzó los votos necesarios para ser electa presidenta, por lo que enfrentará al socialdemócrata José Serra el 31 de octubre, según datos oficiales.
«Podemos confirmar que habrá segundo turno en las elecciones presidenciales», dijo el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Ricardo Lewandowski. Con 99,8% del conteo terminado, la candidata del popular presidente Luiz Inacio Lula da Silva, de 62 años y que lideró las encuestas con amplia ventaja desde el inicio de la campaña, alcanzaba 46,9% de los votos válidos, contra 32,6% del opositor socialdemócrata José Serra, de 68 años.
La sorpresa de la jornada fue el voto por la candidata del Partido Verde, Marina Silva, que sumaba 19,35%, muy por encima de lo previsto en las encuestas.
Rousseff, cobijada por Lula durante la campaña, prometió detallar mejor sus propuestas al electorado para la segunda vuelta.
«Encaro esta segunda vuelta con mucha garra y energía, porque tendré la oportunidad de detallar más propuestas y mis proyectos», dijo Rousseff en la sede de su comité de campaña después de oficializado el resultado.
Rousseff estaba junto a varios dirigentes partidarios, todos con semblantes serios tras el resultado, por debajo de lo previsto en los sondeos previos.
Serra, que terminó su campaña convocando a los brasileños a forzar una segunda vuelta electoral, formuló ahora «un llamado a los partidos, a los políticos y a los brasileños de bien» para «construir un país mejor», porque Brasil puede quedar mucho mejor de lo que está. Pero de forma democrática, con respeto a las instituciones de la democracia».
De su lado, Marina Silva, de 52 años, se congratuló por un resultado que consideró una «victoria», a pesar de haber quedado fuera del segundo turno.
«Esta jornada nos deja felices. Salimos victoriosos. Defendimos una idea victoriosa y Brasil escuchó nuestro llamado», dijo Silva en un multitudinario acto del Partido Verde en Sao Paulo, después de sorprender con casi 20 millones de votos, 5% más de lo que le daban los sondeos preliminares.
Silva, que fue compañera de Rousseff en el gabinete de Lula, llamó al Partido Verde a iniciar una amplia discusión interna sobre la política de alianzas a seguir para el balotaje, pero dejó claro que quien quiera contar con su capital electoral deberá adaptar su agenda a la de su fuerza política. Para ser declarada vencedora en primera vuelta, Rousseff debería haber conseguido el 50% de los votos válidos (todos menos los nulos y en blanco) más uno.
El resultado de Silva explica el registro peor de lo esperado de Rousseff. En diálogo con la AFP, el politólogo Carlos Alberto de Melo estimó que la gran diferencia entre la votación a Rousseff y lo que preveían los sondeos se debe a que «no se contaba con la votación a Marina Silva».
«Creo que se trata un poco de voto de protesta de un sector del electorado que no se convencía ni con Dilma (Rousseff) ni con (José) Serra (…) y finalmente acaba votando a Marina tal vez para ganar tiempo y forzar un segundo turno», explicó de Melo, profesor del Instituto de Enseñanza e Investigaciones Insper, un centro de análisis independiente de Sao Paulo.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota