20 de octubre de 2009 | Destacado, Nacionales.

Renunció el hijo del piquetero Emilio Pérsico, tras ser detenido con marihuana

Se trata de Pablo Pérsico, quien quedó arrestado ayer en La Plata por tener cannabis en la camioneta que él manejaba y que pertenecía al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que encabeza Alicia Kirchner. C5N informó en exclusiva que el acusado presentó su dimisión al empleo y que el Gobierno la aceptó de inmediato

Después de que ayer fuera detenido con «cinco o seis» plantas de marihuana, Pablo Pérsico, hijo del piquetero Emilio Pérsico, presentó su renuncia al empleo que tenía dentro del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Según informó en exclusiva C5N el acusado presentó su dimisión y la titular del organismo nacional, Alicia Kirchner -hermana del ex presidente Néstor Kirchner-, la aceptó de inmediato.

En este marco, juez de Garantías de La Plata Guillermo Atencio explicó en diálogo con el periodista Marcelo Longobardi, en el programa Cada Mañana, de Radio 10, que el acusado fue detenido en un «hecho fortuito» luego de que se realizara una contradenuncia por un episodio entre un empleado y el dueño de una pizzería, que sería también familiar del dirigente piquetero.

El magistrado contó que un empleador despidió a un empleado y que luego este lo golpeó. El dueño de la pizzería lo denunció por agresiones y después el empleado hizo lo mismo al alegar que tiene una plantación de marihuana en su casa.

En este contexto y cuando la Policía procedió con la denuncia y se dirigió al domicilio del dueño de la pizzería, «fue sorprendido (Pablo Pérsico) a bordo de la camioneta portando plantas de marihuana para transporte y supuestamente para comercialización», agregó Atencio.

«Cuando la Policía llega a la casa del empleador, se encuentra a (Pablo) Pérsico y lo detiene bajo la calificación de transporte de cannabis y después detiene al dueño», añadió el magistrado a cargo de la causa.

Atencio explicó que el acusado «puede argumentar que (la marihuana) es para uso personal», pero aclaró que «el transporte (de droga) está sancionado con una pena de 4 a 15 años de prisión y que no es excarcelable».

Para finaliza, el juez aclaró además que «si se confirma que era empleado público, habría un delito distinto que investigar, que sería la malversación de caudales».

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota