21 de julio de 2010 | Concordia.

Quisieron incendiar la Escuela Nº 9 “Juan María Gutiérrez”

Un extraño atentado incendiario se produjo ayer cuando inadaptados intentaron causar un gran estrago, al tratar de prender fuego un establecimiento educativo. Sucedió en la madrugada de ayer, poco antes de las 5 de la madrugada, cuando lanzaron una bomba molotov por una ventana que da sobre la ochava de la Escuela Nº 9 “Juan María Gutiérrez”, ubicada en calle Sarmiento. El líquido inflamable se desparramó por la biblioteca y una densa humareda comenzó a salir por esa ventana al tomar contacto con diversos elementos que se encontraban allí. Un remisero avisó al Comando Radioeléctrico y la oportuna intervención de la Policía, que dio aviso a los Bomberos Zapadores, evitaron que el fuego se propagara por el edificio. Fue necesario violentar candados y puertas para evitarlo. En la biblioteca se encontró la prueba que fue un ataque vandálico: una bomba molotov construida con una botella de vidrio y una mecha al combustible que al esparcirse produjo el incendio que sofocaron los Zapadores.

Veinte minutos antes la 5 de la madrugada de ayer martes, el Comando Radioeléctrico recibe la llamada telefónica de un vecino de la Escuela Nº 9 “Juan María Gutiérrez” avisando quea hay personas extrañas merodeando la institución, subidos a bordo de un automóvil. Quince minutos más tarde, un remisero llama al Comando para informar que de la escuela sale humo. Un móvil policial se hace presente y cuando los funcionarios advierten la veracidad de la denuncia sobre el humo, que sale de la ventana de la bilioteca, llaman a los Bomberos Zapadores. EEscuela_GUTIERREZ-9a0b0n pocos minutos llega una dotación de bomberos y deben romper el candado de la puerta principal del establecimiento educativo para ingresar al mismo. Poco después, lograr descalzar de sus bisagras la puerta de la biblioteca e ingresan al lugar del incendio, mientras la alarma de la escuela comienza a sonar, alertando a vecinos que algo ocurría . Los bomberos encuentran una botella de vidrio con una mecha, el impacto que el artefacto doméstico –conocido como bomba molotov- hizo en el piso de la sala, desde donde el fuego se propagó a libros y otros elementos que se encuentran allí almacenados. En menos de diez minutos los Zapadores extinguen el incendio, evitando de esta manera que se propague al resto de la biblioteca y de la escuela.

Rosana Del Cerro, vicedirectora, de la Escuela primaria Nº 9 que funciona en ese establecimiento, señaló: “Yo no se cual es el motivo de estos ataques, no es el primero, ya la otra vez nos rompieron la puerta, pero no se porqué ocurre esto, la verdad que en la escuela no tenemos problemas con nadie”. En el establecimiento funciona tanto la primaria como secundaria y es un referente educativo de la zona sur, ya que muchos vecinos fueron sus alumnos y las actividades que allí se llevan adelante son reconocidas por todos.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota