7 de octubre de 2010 | Provinciales.

Quieren que las maestras de Jardín se jubilen antes

La idea es bajar siete ajardines2ños la edad para acceder al retiro, con un sistema especial similar al que rige para docentes de escuelas especiales. No habría opinión favorable en la Caja, que ya puso reparos a un proyecto similar presentado por el Consejo del Niño, el Adolescente y la Familia.

El Senado provincial tiene a estudio un proyecto que apunta a reducir la edad necesaria para que las maestras de Jardín de Infantes puedan acceder a la jubilación, y de ese modo quedarían incluidos dentro de un régimen especial que les permitiría retirarse de la actividad siete años antes que el resto de la docencia.

La iniciativa, que ayer fue abordada por los integrantes de las comisiones de Legislación General y de Educación con un grupo de maestras jardineras, prevé la posibilidad que las docentes puedan retirarse con 25 años de antigüedad, sin límite de edad. Así, se los incorporaría a un régimen particular: actualmente, los docentes se jubilan con 25 años de servicio, teniendo 52 y 54 años de edad, según se trate de mujeres u hombres, respectivamente.

La modificación apuntaría, de algún modo, a equiparar a los docentes de Jardín -en realidad, la Ley de Educación los denomina de «nivel inicial»- con los docentes de escuelas especiales, que pueden jubilarse con 20 años de servicio y 45 años de edad.

MENOS AÑOS. La propuesta, así presentada, de ser aprobada por la Legislatura introduciría una sensible modificación al régimen previsional provincial, y permitiría que un sector de la docencia se jubile siete años antes.

Actualmente, en la provincia el sistema jubilatorio está reglamentado por la ley Nº 8.732, que estipula taxativamente que el acceso a la jubilación se consigue si se cumplen con determinados requisitos: a) cuando el trabajador haya cumplido 60 y 55 años de edad, según se trate de varones y mujeres respectivamente; y b) cuando acrediten 30 años de servicios computados de los cuales como mínimo 25 deberán ser con aportes en uno o más regímenes comprendidos en el sistema de reciprocidad.

Pero la norma incorpora también excepciones: así por ejemplo los trabajadores de los hospitales psiquiátricos con 45 años de edad y 20 de servicio con aportes, como mínimo. Pero ese beneficio sólo alcanza a aquellos trabajadores que hayan tenido un trato directo con pacientes alojados en establecimientos de salud mental.

El senador Eduardo Melchiori (PJ-Islas), presidente de la Comisión de Legislación General del Senado, dijo que a lo que se apunta es a quebrar con un «sistema discriminatorio», y explicó por qué: los docentes de Jardín tienen un freno en su carrera, ya que no pueden concursar para cargos de ascenso en la escuela. «Nacen en el aula, y mueren en el aula», apuntó.
No ocurre lo mismo con el resto del escalafón, que pueden ascender, y concursar por cargos jerárquicos.

Hasta ahora, sin embargo, ningún proyecto de ese tipo ha conseguido prosperar por la fuerte oposición de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Entre Ríos, que los rechaza para evitar una profundización en el desfinanciamiento del organismo.

De todos modos, en lo que va del año ya se han lanzado diferentes proyectos que pretenden avanzar en esa línea. El último fue presentado por el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf), que apunta a que un trabajador de este organismo pueda jubilarse con 25 años de aporte, sin ningún límite de edad. Así se diferenciarían del resto de los trabajadores del Estado, que para el retiro deben contar con 55 años de edad -en el caso de la mujer- y 65 años -en el hombre-, con 30 años de servicio activo.
Antes que los empleados del Copnaf, los trabajadores de los casinos, los médicos de los servicios de Terapia Intensiva de los hospitales de alta complejidad, choferes, los trabajadores que tienen contacto directo con residuos, empleados de Bromatología y agentes sanitarios han planteado la posibilidad de conseguir beneficios semejantes. Pero en la Caja no ven con buenos ojos esas iniciativas. «No lo conozco en profundidad al proyecto, pero mi opinión no va a ser favorable», adelantó el titular del organismo, Daniel Elías.
Números

En Entre Ríos el sistema previsional se asienta sobre la base de la existencia de dos activos por cada pasivo. Los números oficiales indican que existen 80 mil empleados activos, y 40 mil jubilados. El pago de esas jubilaciones demanda un gasto mensual del orden de los 110 millones de pesos. El déficit actual es del 18 %.

El Diario

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota