q
12 de abril de 2011 | Destacado, Provinciales.

Podrían imputar por homicidio culposo al dueño y sacrificarían los perros que mataron a una mujer

e_1302471163-2-d9c5fVarios habitantes de la zona de avenida Estrada y Cortada A, vecinos de la casa donde el domingo a las 12.30 dos rottweilers atacaron y mataron a una mujer de 53 años que realizaba limpieza en el patio de la casa de su novio, fueron citados a declarar ayer para aportar datos, principalmente, de los antecedentes de agresiones producidas por los animales a otros canes y a personas del barrio. Los testigos habrían confirmado en buena medida lo que el vecindario dijo el domingo a los periodistas que cubrieron la noticia en el lugar del hecho: que los perros solían salir a la calle, aprovechando la apertura del portón del frente de la vivienda, cada vez que Gaitán salía o entraba a su domicilio con su moto; y que el hombre no se preocupaba demasiado por cuidar que los canes vuelvan a su casa para no causar inconvenientes. Por otra parte, se supo que ayer de madrugada los médicos forenses terminaron la autopsia y habrían confirmado que el deceso fue producto de las heridas provocadas por las mordeduras, y que se no habrían detectado indicios de otra causa de muerte. Con todos esos elementos y algunas pruebas pendientes el titular del Juzgado de Instrucción Nº 5 podría imputar por homicidio imprudente al dueño de los rottweilers, y citarlo a declaración indagatoria.

En tanto, se supo que ayer el juez Bonazzola dispuso el traslado de los perros desde la División Canes de la Policía a la Dirección Veterinaria de la Municipalidad, en calle República de Siria para que permanezcan en observación durante diez días, tal como establece la normativa de profilaxis vigente. Sobre el destino de los animales, fuentes judiciales informaron que ayer por la mañana se acercaron al juzgado miembros de una organización protectora de animales para anunciar de modo informal al juez de la causa su intención de solicitar que les entreguen los rottweilers para hacerse cargo de su cuidado. Sin embargo, el Juzgado no descarta que los perros sean sacrificados, medida que el magistrado podría adoptar para prevenir nuevas agresiones, y para lo cual está facultado. Es que el juez se contactó con profesionales veterinarios que le indicaron que este tipo de animales peligrosos son irrecuperables una vez que llegan a este punto de violencia. En caso de autorizarse la muerte de los perros, sería en años el primer caso que se disponga desde la Justicia y para ello es que deberían sedarlos a los dos con anestesia y un tranquilizante, para luego aplicarle una inyección de una droga que produce la muerte del animal. Enterados de esta novedad, un grupo de protectoras de animales hizo saber que si se establece el sacrificio de los dos perros, están dispuestos a acudir a la Justicia para neutralizar lo que ellos denominan “la ejecución de los animales”, dejando de lado la responsabilidad del dueño de los rottweilers. Fuente: El Diario y Uno

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota