q
12 de agosto de 2015 | Concordia, Destacado.

Piden perpetua por la beba asesinada

tribEste martes tuvo lugar en los tribunales de Concordia la causa de la muerte de la beba recién nacida, que fuera arrojada a la basura el 25 de febrero de 2014 en Chajarí. Los defensores pidieron la absolución.
Sus padres, Delia Vespa y Héctor Andino están acusados de “homicidio calificado por alevosía y el vínculo». En la audiencia fiscalía pidió perpetua para ambos acusados, mientras que los abogados defensores solicitaron la absolución.

El 25 de febrero de 2014, personal de la planta de tratamiento de residuos encontró dentro de una bolsa el cuerpo sin vida de una niña recién nacida. Muestras extraídas en el cuerpo de la beba fueron comparadas con la de los papas y con la sangre encontrada en el baño de la vivienda que alquilaban en esta ciudad. En ambos casos, el ADN fue positivo, tal los resultados obtenidos por el área de Genética Forense.

Ambos acusados llegaron al juicio con prisión domiciliaria.

Vale recordar que tras el hallazgo del cuerpo de la beba, la investigación devino en la detención de la pareja en un domicilio de Concordia, hasta dónde se habrían trasladado luego de abandonar la habitación que habían alquilado por un día en Chajarí.

Las pruebas

Una de las primeras pruebas relevadas en la investigación surgió de la autopsia practicada al cuerpo de la beba, quien habría pesado 2,600 kg aproximadamente. La misma determinó que falleció por un contundente golpe recibido en la cabeza.

En el domicilio allanado en Chajarí y donde estuvieron los imputados la noche anterior al hallazgo del cuerpo, se encontraron elementos -vestigios de sangre, entre otros- que contribuyeron al esclarecimiento del hecho.

Además, tras la detención de los implicados, se ordenó la evaluación médica para la mujer, comprobándose que había parido recientemente.

Otro dato escalofriante y que tiene certificación médica, indica que la beba -de 39 a 40 semanas de gestación, según la autopsia-, habría respirado un tiempo antes de su brutal muerte.

El último elemento contundente fue el ADN positivo.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota