3 de enero de 2011 | Provinciales.

Piden colaboración de la población en el uso eficiente de artefactos eléctricos para mantener la sustentabilidad del servicio

El pico se da de 19 a 21 y en ese lapso hay que limitar el consumo a lo indispensable para cuidar el sistema eléctrico. Además brindan recomendaciones a la hora de usar los aparatos eléctricos

Frente a las altas temperaturas y al consecuente incremento de la demanda energética en la temporada estival, la Empresa de Energía de Entre Ríos SA (Enersa) recomienda hacer un uso racional y eficiente de la energía.

El secretario del Ente Provincial Regulador de la Energía Eléctrica (EPRE) Francisco Taibi, recomendó reprogramar todas las tareas hogareñas que demanden un alto consumo de energía.

De 19 a 23 es el horario pico de consumo. Y en ese lapso sería conveniente que la gente evite usar aparatos eléctricos que no sean imprescindibles para no dañar el sistema.

Por ejemplo mencionó: “Si usted tiene que lavar ropa podrá hacerlo a la madrugada y no programar el lavarropas para las 19 si no hay necesidad extrema”.

Con las temperaturas actuales no podemos pedirle a la gente que no use el acondicionador de aire, pero sí que tenga un uso racional de la energía. El funcionario provincial aclaró que no habrá sanciones para los que consuman excesiva energía, pero es importante que los usuarios aprendan a utilizar los artefactos eléctricos racionalmente.

Por ese motivo se apela a la colaboración y la solidaridad del pueblo entrerriano en el uso eficiente de sus artefactos eléctricos. Cualquier acción de este tipo, por más pequeña que sea, contribuye a mantener la sustentabilidad del servicio y significa -al mismo tiempo- un importante ahorro en la economía familiar.

Las recomendaciones
Desde la empresa de energía eléctrica en tanto hicieron las siguientes recomendaciones, principalmente en el uso de aparatos electrodomésticos:

Acondicionador de aire. En días de intenso calor, ya a primeras horas de la tarde se encienden los aparatos acondicionadores de aire en casas y oficinas de todo el país.

Ante esa situación, se sugiere regular los aparatos en 24°. Es una temperatura ideal para cualquier ambiente de la casa. Por cada grado inferior a esa temperatura, el consumo aumenta entre un 5% y un 7%. Una vez que el ambiente está refrigerado, apagarlo.

Mantener cerradas las puertas y ventanas de las habitaciones, así se evitará el ingreso de calor del exterior al ambiente climatizado. Limpiar periódicamente los filtros.

Heladera y freezer. Asegurarse de que las puertas cierren bien, cambiar los burletes si están rotos, abrirla sólo cuando sea necesario y por el menor tiempo posible. Enfriar completamente las comidas antes de colocarlas en el refrigerador. Si se trata de una heladera con congelador, descongelarla regularmente. (El sobreconsumo comienza cuando la caja de hielo llega a un espesor de 5 milímetros.)

Iluminación. Evitar dejar las luces encendidas si no se utilizan. Cambiar en forma progresiva los focos comunes por lámparas de bajo consumo, ya que requieren menos energía y duran más. Verificar la calidad de estos productos a la hora de comprarlos.

Pintar de colores claros las paredes internas y techos de su casa, así se podrán utilizar lámparas de menor potencia para iluminar los ambientes. Mantener limpios los focos, ya que la tierra acumulada disminuye la intensidad lumínica.

Plancha. Evitar desperdicios de calor y el secado de la ropa con plancha. Graduar el termostato de acuerdo al tipo de tejido a planchar. Desconectar antes de concluir el planchado para aprovechar el calor remanente. Juntar cantidades de ropa para planchar, así se evitará desperdicios de energía con el reiterado encendido y apagado de su plancha.

Lavarropas. Efectuar los lavados cuando llegue a la capacidad máxima aconsejada por el fabricante. No sobrepasar la capacidad máxima establecida. Utilizar el programa económico para lavar poca ropa. Usar la cantidad correcta de jabón para no tener que realizar más de un enjuague.

Energía en espera. Desenchufar aquellos artefactos eléctricos que permanecen conectados a la red sin estar encendidos, ya que los mismos consumen lo que se denomina “energía en espera”. Procurar hacerlo, especialmente, antes de ir a dormir. De 19 a 23 se producen los picos. Advierten la necesidad de utilizar en ese lapso sólo lo imprescindible para no perjudicar el sistema.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota