q
29 de septiembre de 2015 | Destacado, Internacionales.

Perros con hambre mataron a siete ovejas

ovejasLa jauría ocasionó serias pérdidas a un productor uruguayo. «Eran perros con hambre por la forma en que quedaron los lanares y parece que eran de cazadores, con mucha fuerza, que mordieron a la altura del cogote», contó el propietario.
El establecimiento está ubicado en la zona de ruta 90 entre Piedras Coloradas y Orgoroso, desmoralizándolo y haciéndolo considerar seriamente la posibilidad de continuar produciendo.

Álvaro Freire explicó que «me volvieron a entrar los perros el sábado por la noche y me mataron seis ovejas y un carnero Puro por Cruza, origen El Piramidal de Gambetta, que había comprado en Tacuarembó».

«Se nota que eran perros con hambre por la forma en que quedaron los lanares y parece que eran perros de cazadores, perros grandes, con mucha fuerza, que mordieron a la altura del cogote; les separaban el cogote de la cabeza y les molían el cráneo», explicó el desmoralizado productor.

«Lo más bravo es la impotencia y nos saca el ánimo de seguir con la oveja», explicaba el productor, quien ya pensó varias veces en vender todo o dejar algunas pocas cerca de la casa, «pero justamente cerca de casa es donde me entraron; tenía los carneros padres, donde me mataron estos animales el sábado».

Recordó que las ovejas habían sido esquiladas preparto en los primeros días de agosto y estaban con poca lana en el lomo. Si bien lo ocurrido fue en la noche del sábado, recién lo constató en las primeras horas del domingo, cuando realizó la denuncia en la comisaría de Piedras Coloradas.

Freire, quien hace algunos meses sufrió la matanza de varias cabezas ovinas a causa de perros de la zona, comentó que en aquel entonces: «di con el dueño de los perros que causaron la matanza y por un tiempo no tuve problemas».

Actualmente las ovejas de este productor están pariendo y terminando de parir. «Por suerte, no me entraron los perros en donde tengo las ovejas de cría porque si no, sería complicado. Si pasaba algo en ese potrero y los corderos se desparraman, después es bravo volver a juntarlos con las madres».

Manifestó que «he tenido problemas con todo tipo de depredadores, zorros y caranchos, pero más o menos lo he podido controlar, utilizando trampas que me han permitido cazar muchos zorros en la vuelta. Por suerte ahora el tema abigeato está tranquilo, pero en su momento me golpeó grande», dijo el productor.
Fuente: Diario El Telégrafo de Paysandú

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota