q
22 de febrero de 2010 | Destacado, Provinciales.

Para Uruguay, los casos de dermatitis en Gualeguaychú son un tema ‘local’

Tras el cierre del balneario Ñandubaysal

botnia_papeleras_1La titular de Medio Ambiente de Uruguay afirmó que «lo que esté pasando del lado argentino no es tema nuestro». Fue tras el cierre del balneario Ñandubaysal a raíz de alergias en bañistas. Los asambleístas se manifestaron muy molestos.

La titular de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA), Alicia Torres, aseguró que los monitoreos sobre el Río Uruguay se siguen realizando asiduamente y agregó que la semana pasada hubo extracción de muestras «de rutina» que están siendo analizadas.

«Nosotros podemos tener datos muy certeros pero del lado uruguayo, lo que esté pasando del lado argentino no es tema nuestro», afirmó Torres, según informó el diario El País.
«En el correr de esta semana y la otra vamos a ir teniendo los resultados de las muestras, pero de antemano sabemos que desde los balnearios uruguayos no hay denuncias de ningún tipo», agregó la directora.
Torres está convencida de que lo que sucedió es algo local: «Tiene que ser un fenómeno muy local, porque el río ahora está con una cantidad enorme de agua, hubo inundaciones en varias zonas y también se registraron altas temperaturas, que favorecen al cultivo de bacterias, y hay condiciones como para que haya algo, pero no podemos hacer especulaciones».
Torres insistió en aclarar que las aguas que inundaron campos y volvieron al caudal del río pueden haber arrastrado cualquier tipo de cosa y «las condiciones no son las normales», pero volvió a puntualizar que «si es tan notorio es algo local, porque si fuera en el conjunto del agua del río habría más denuncias».
Por su parte, el asambleísta Juan Veronessi, dijo: «Estamos muy molestos con lo que está pasando en nuestro principal balneario».
«No estoy afirmando que esto sea exclusivamente por Botnia, pero sí afirmo que la pastera está contribuyendo enormemente a la contaminación del río Uruguay. En su propia presentación luego avalada por la consultora internacional Ecometrix, reconocen que diariamente están enviando al río, 2.900 kilogramos de sólidos en suspensión, 60 kilogramos de fósforo, 600 kilogramos de nitrógeno y 430 kilogramos de compuestos organoclorados y al aire mandan diariamente una tonelada de material particulado. Si esto está por encima o por debajo de los parámetros permitidos por DINAMA, no lo sé, pero nadie puede negar que se está contaminando el río» aseguró Veronessi.

Comentarios sobre la noticia

  1. No hay peor ciego que aquel que no quiere ver, el balneario Ñandubaysal no se encuentra frente a BOTNIA, esta a 8 km aguas abajo y nada tiene que ver la pastera con esta clausura.

    Razonemos un minuto, playa Ubici se encuentra en Fray Bentos a solo 2000 metros de la planta BOTNIA-UPM, los bañistas y turistas utilizan sin inconvenientes las aguas, toman sol y no han tenido inconvenientes de ningún tipo.

    Incluso aguas más abajo el balneario Las Cañas tiene la premiación de playa de alta calidad norma ISO-9000.

    ¿Por que sucede eso en el Ñandubaysal?

    Sencillo, por culpa de la fumigación indiscriminada de parte de los productores de soja, la utilización de estos productos para eliminar malezas, ha fumigado escuelas o colocan a niños con banderines para que la avioneta que fumiga llama mosquito sepa por donde pasar, rociándolos sin ningún problema. Recordemos que el máximo promotor de este maldito conflicto es uno de los productores de soja en Entre Ríos «Alfredo de Angelis».

    Este producto es altamente tóxico, contaminando el suelo, las aguas superficiales y subterráneas; con las inundaciones y lluvias este producto fue a dar a las aguas del Ñandubaysal.

    Pero además no olvidemos también que se bañan en el río Gualeguaychú, entre los efluentes sin tratar que tiran las fábricas ubicadas a orillas de este y entre las materias fecales; pero eso no le denuncian o no lo ven? Buscando la paja en el ojo ajeno, buscando venenos que tira BOTNIA y que a la fecha no pueden demostrar.

    Lamentablemente por la irresponsabilidad de sus gobernantes y la locura piquetera, Gualeguaychú terminará siendo un pueblo fantasma, hoy sin tren, sin puerto, sin puente y después de esto el deceso del turismo en el balneario privado Ñandubaysal.

    O la gente de Gualeguaychú actúa e interviene en las asambleas piqueteras o seguirán en manos de estos ambientalistas truchos que solo dejan mal parados a quienes defienden seriamente al medio ambiente.

    Fraternos saludos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota