6 de octubre de 2009 | Nacionales.

No hubo acuerdo en el conflicto de Kraft y regresaron las protestas

Un grupo de estudiantes protestó frente a la sede de la UIA, en Avenida de Mayo al 1.100. Y otro lo hizo en Puan y Pedro Goyena. También hubo una manifestación en Plaza de Mayo. La empresa ofreció hoy reincorporar a otros 20 despedidos, pero los delegados piden una solución que incluya a todos.Parecía que había avances. Pero no, sólo parecía. La reunión que mantuvieron hoy en el Ministerio de Trabajo representantes de Kraft Foods Argentina y delegados de los trabajadores concluyó sin que aparezca un horizonte más claro en el conflicto que sacude a la ex Terrabusi. Y tras la reunión sin acuerdo, volvieron las protestas.

Los trabajadores que por la mañana habían cortado la Avenida Leandro N. Allem al 600, frente a la sede de la cartera laboral, marcharon por la tarde a la Plaza de Mayo, que permanecía cerrada por la manifestación. Simultáneamente, otro grupo protestó en la autopista Buenos Aires-La Plata y mantuvo durante un rato cortado el ingreso a la capital bonaerense. Además, militantes de izquierda cortaron el tránsito en Avenida de Mayo al 1100. Y también hubo un corte en Puán y Pedro Goyena, en pleno Caballito.

Al mediodía y durante parte de la tarde también cortaron algunos carriles de la 9 de Julio a la altura de la avenida Corrientes. En los cortes participaban también militantes del MST, el PO, la Izquierda Socialista, la FUBA y el Centro de Estudiantes de Psicología de la UBA.

Durante la reunión de hoy en la sede de la cartera laboral, según consta en el acta de la misma, la empresa se comprometió a reincorporar a otros 20 despedidos, con lo cual ya sumarán 50 (antes había reincorporado a otros 30), y a analizar la situación de los 72 empleados que aún siguen despedidos o suspendidos. También insistió en que acatará «la decisión de la Justicia» con respecto a la restitución de sus funciones a los cinco delegados suspendidos.

Pero el ofrecimiento dista de lo que pretendían el gremio y los delgados, que a la salida de la reunión lo hicieron saber. «No hay ningún acuerdo firmado», destacó ya afuera de la cartera laboral el delgado Ramón Bogado, quien resaltó que lo que hubo fue una propuesta «unilateral» de la compañía y adelantó que habrá una nueva audiencia entre las partes el viernes, pero que cree que «es muy difícil» que se llegue a un acuerdo.

El acta del encuentro detalla también que el Ministerio mantiene la intimación a la empresa para la restitución de las labores de los delegados y sigue sustanciando un sumario contra Kraft por su negativa a hacerlo. Además instó otra vez a las partes a abstenerse de complicar la situación: a la empresa, a que no aplique nuevas sanciones, y a los trabajadores, a que no impidan el funcionamiento de la fábrica ni realicen nuevos cortes.

El conflicto se origino por el despido «con causa» de 156 empleados y la suspensión de otros 32. Con 70 de ellos, la compañía llegó a un acuerdo de desvinculación. Y, hasta ahora, la empresa ya se comprometió a reincorporar a 50, por lo que hay otros 72 en conflicto. En el medio, la planta estuvo tomada por un grupo de empleados que, finalmente, fueron desalojados por la Policía el 25 de septiembre. Desde el lunes siguiente, la fábrica volvió a funcionar en tres turnos, aunque el conflicto sigue en pie.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota