q
4 de diciembre de 2012 | Concordia, Destacado.

MENTIRA PIADOSA! ADOLESCENTE SIMULÓ EL ROBO DEL AUTO DE SU MADRE !

buelPasada la medianoche efectivos de Comisaría Segunda tomaron intervención en calle Humberto 1° y Quintana donde fue hallado volcado un vehiculo Fiat Super Europa, y cuyos ocupantes habían desaparecido al momento de la intervención policial. Lo confuso de esta situación de no encontrar personas responsables del manejo imprudente del rodado, hizo pensar en primera instancia de personas lesionadas que se habían trasladado por sus propios medios a un centro de asistencia médica, como también con el correr de los minutos que el siniestro vial podría ser producto de un hecho delictivo, puesto que el automotor estaba en contacto pero sin las llaves de encendido puestas, máxime cuando se observó que tenía unificados los cables del sistema eléctrico y el tambor se encontraba roto. Esto hizo profundizar no solo dar con la titularidad del vehículo, sino que además verificar las verdaderas consecuencias del accidente y quién lo habría protagonizado. Tal es así que según propias manifestaciones de testigos ocasionales del lugar, que intentaron auxiliar a los jóvenes que venían en el interior del habitáculo, estos dijeron que se encontraban bien, y que venían de evadir un control de inspectores municipales, por eso la gran velocidad con que conducían, retirándose de la escena raudamente antes de que llegara la policía. Luego por documentación encontrada en la guantera del coche, se ubicó el domicilio de la propietaria, Diamante al 600, donde el personal policial fue atendido por la hija de la titular del bien, de 16 años de edad, quien les dijo que su madre se encontraba internada con un familiar en un centro hospitalario, y que su padre estaba fuera de la ciudad, pero al salir al patio trasero de la vivienda, por el requerimiento de los uniformados; se percató que “supuestamente” desconocidos habían sustraído el vehículo, sin demostrar demasiada asombro o sorpresa, ni mucho menos angustia, lo que originó cierta desconfianza en las huestes de azul. Esta situación hizo propicia las tareas de inteligencia para profundizar aún más la pesquisa de los motivos de tal extraño acontecimiento, siendo indispensable contar con el testimonio de su progenitora; para descifrar y/o desentrañar la duda policial. Es por eso que en horas de la mañana, la dueña del rodado, se presentó en la comisaría, contando a los funcionarios policiales la verdadera historia del supuesto robo imaginario de su hija, por lo que se le tomó una declaración testimonial, en la que ella da cuenta que su descendiente, era demasiado astuta, pero no tanto como para crear una falacia tal de pretender engañar a la autoridad policial, puesto que la realidad de los hechos es que la embaucadora adolescente, “le prestó el auto a unos amigos”, quienes como principiantes y aprendices conductores del volante, terminaron con su aventura vehicular, volcándolo y abandonándolo en la vía pública, petrificados y asustados por la situación. Por todo ello, la víctima desistió de accionar en contra de los jóvenes amigos de su mentirosa hija, por lo que se comunicó al fiscal en turno quien dispuso la entrega del vehículo, ya que la causa había sido judicializada. Tal fue la desazón de la damnificada, que en su intento de deshacerse rápidamente de futuros y similares problemas, en una reacción emocional, quizás equivocada, malvendió su único rodado, al propietario en un taller mecánico, quién cerró sus puertas del negocio, mucho más temprano de lo esperado, porque ya había hecho la diferencia del día.-

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota