q
22 de marzo de 2010 | Provinciales.

Los nuevos ministros jurarán después de la Semana Santa

El gobernador Urribarri no tiene definido aún el nombre del sexto ministro que, según estima, será responsable de la cartera de Desarrollo Social, Empleo, Ciencia y Tecnología.

El martes después de Semana Santa, 6 de abril, jurarían los nuevos ministros del gabinete provincial. La novedad fue transmitida por el gobernador Sergio Urribarri ante una consulta de EL DIARIO. Lo que está resuelto al día de hoy es que ese día los secretario de la Producción, Roberto Schunk, y de Planeamiento y Obras Públicas, Guillermo Federik, sean promovidos, conforme la ley de ministerios recientemente promulgada. La aclaración es pertinente porque esa norma incorporó a la iniciativa original el desdoblamiento del actual ministerio de Salud y Acción Social. Y, con él, un dilema que el mandatario tendrá que resolver más temprano que tarde. La idea del gobernador es que Ángel Giano quede a cargo del futuro Ministerio de Salud, para lo cual debiera por un lado encontrar el nombre y el perfil adecuado de quien pueda asumir la responsabilidad de ser Ministro de Desarrollo Social, Empleo, Ciencia y Tecnología pero, a la vez, una dinámica de trabajo que mantenga el trabajo en tándem de estas áreas en el futuro, como ha ocurrido hasta ahora.
Si estas condiciones se dieran, la formación del candidato y la estrategia de trabajo conjunto, es probable que una serie de acciones ya planteadas se puedan potenciar porque, ciertamente, es vasto y sensible el territorio de la función pública que involucran.
Así las cosas, se duplicaría el número actual de ministerios que, entonces, al desplegarse, exhibirán una mayor especificidad, al menos formalmente.
Lo que seguirá como hasta ahora es que el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia y el Instituto de la Discapacidad de Entre Ríos dependerán directamente del Gobernador. En este sentido, cree Urribarri que la incorporación del ex diputado nacional Raúl Solanas y la titular de Aspasid, Claudia Allende de Butta, constituyen un aporte que fortalece al equipo de trabajo.
La otra novedad de las últimas horas es la promoción de Juan Carlos Cresto a la presidencia de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, aunque se trate de un movimiento que parece tener mejores costados para el abordaje político que para un análisis desde la mismísima gestión, mucho más si la incorporación del experimentado dirigente concordiense se produce -tal como ha sido difundido—como parte de un acuerdo político de mediano plazo que incluye al actual intendente Gustavo Bordet.
El círculo más próximo a Urribarri está exultante con la «jugada maestra». Hasta hay quien imagina algo parecido a un efecto dominó dentro de la interna del partido en el poder. Ante una pregunta puntual, el Gobernador prefirió la moderación para comentarle a esta Hoja que «hicimos un trabajo de orfebre, convencidos de que la unidad del peronismo es vital para la continuidad de los proyectos en marcha».

PUNTOS. Se hace alguna referencia a este punto sencillamente porque es difícil encontrar a estas alturas desenvolvimientos genuinamente de gobierno, que no estén afectados, alterados o influidos por los posicionamientos al interior del PJ, de cara a 2011. De todos modos, no debiera olvidar el Gobierno que hay una sociedad demandando atención hacia las problemáticas irresueltas y, en ese sentido, que una serie de espacios donde se ha involucrado al sector público en interacción con entidades intermedias espera un desarrollo más decidido. Sin ir más lejos, en un listado no necesariamente exhaustivo: a) que se extienda a otras cadenas de valor el trabajo de la Mesa pública de costos y resultados, que ha permitido un conocimiento singular del sector lácteo, en la necesidad de determinar una redistribución de las cargas en base al esfuerzo de cada subsector; b) que se profundice el funcionamiento y las incumbencias del Consejo Consultivo de Políticas Sociales que, por ejemplo, había sugerido una serie de propuestas para sacar la inversión en este rubro del terreno de la dádiva; c) que retome impulso la Mesa de Fortalecimiento Familiar que, en principio, había resuelto establecer un protocolo en el que cada área dentro del Estado, cualquiera sea el poder al que pertenezca, sepa exactamente qué hacer ante una situación de violencia, desde una perspectiva en la que el desempeño de uno y de todos esté en sintonía con una idea general de actuación integrada; d) que se redoble el esfuerzo para que el presupuesto primero y la política sanitaria experimente eso que se declara, en el sentido de que debe cambiarse de lógica para que, de una vez, se preserve la salud de la población en lugar de estar sólo pensando en cómo curarla cuando ya esté enferma; e) que la planificación en obra pública y la elaboración de los planes maestros incluya desde el inicio la metodología del trabajo conjunto con todas las intendencias, sin excepción, y las entidades más representativas de cada localidad, para que efectivamente lo que se resuelva sostenga un equilibrio ante todo y además esté por encima de los nombres y apellidos de los protagonistas directos; y, f) resolver a nivel de Estado qué será del proyecto para reactivar el transporte ferroviario.
Como se advierte, este puñado -que no agota las posibilidades—obliga a no distraer energías de la acción de gobierno, si es que -tal como se proclama—la idea es fomentar un salto de calidad.

El Diario

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota