5 de mayo de 2015 | Concordia.

Los docentes universitarios advierten que habrá nuevas medidas de fuerza

Existen diferencias al interior de los docentes universitarios, pero en este caso, los dos sectores que captan la atención mayoritaria coinciden en criticar la oferta salarial en el ámbito de las paritarias.
El posicionamiento en torno a lo ocurrido en el país en la última década fue dividiendo al gremio de docentes universitarios, lo que se ha traducido en centrales divididas. Este aspecto, por un lado, debilita la capacidad de presión del sector, pero además, desconcierta a los estudiantes que deben estar consultando a qué sindicato adhieren sus profesores para saber, por ejemplo, si hay o no hay clases. Se trata de resonancias de lo sucedido en la Central de Trabajadores Argentinos.
Efectivamente, en Entre Ríos conviven dos corrientes de base: la Asociación Gremial de Docentes Universitarios (Agdu), agrupados en Conadu, en cuyas huestes puede hallarse a algunos que se sienten cercanos al kirchnerismo; y el Sindicato de Trabajadores Docentes Universitarios, integrados a lo que se conoce como Conadu Histórica, más firmemente opositores a las políticas del gobierno. Esta última se formó en 2009 a partir de las profundas diferencias que había con la AGDU. Al año siguiente, Sitradu adhirió a la Conadu Histórica, paraguas de una veintena de asociaciones de base de las distintas universidades nacionales.
Pese a las fracturas internas, lo que unifica el panorama es que hay un reclamo que se sostiene en la paritaria nacional y ambos sectores rechazaron la propuesta del gobierno fijada en 22 por ciento: 12% en junio y 10% en septiembre.
«Nosotros pedimos un 40 por ciento y como se ve estamos muy lejos», apuntó Alejandro Haimovich, referente de Sitradu.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota