19 de abril de 2010 | Concordia.

Las empresas de Concordia están avasalladas por las incoherencias del Sindicato de Camioneros y de esta forma generan un caos en la actividad local’, aseguró Roberto Niez

La característica que define al actual conflicto entre la empresa Baggio S.A y el Sindicato de Camioneros ya ocurrió con anterioridad con, otras empresas de Concordia que debieron cerrar sus puertas, parcial y definitivamente, ante la permanente acción de apriete que sufrían por parte del gremio que nuclea a los choferes de camiones. Así lo aseveró el Presidente de la Asociación para el Desarrollo de Concordia, Roberto Niez, en un comunicado enviado a la redacción de Horadigital, quien además desde su lugar como empresario de Nimat también se ve afectado por los controles que “pretenden imponer” desde el gremio y que ocasionan trabas para el desarrollo normal y pacífico de la actividad empresarial de la ciudad.

La relación laboral entre las empresas y el servicio de transporte está  estipulada por una serie de condiciones que siempre se cumplen pero desde el sector de los camioneros se impulsan «acciones incoherentes que tienen la única finalidad de extorsionar a los empresarios locales en detrimento del desarrollo de su actividad».

Esto además se convierte en un conflicto que conlleva no solo la paralización y bloqueo de las fábricas o comercios, en este caso, sino que también revierte complicaciones para los sectores vinculados a dicha empresa como ser las industrias regionales que envían la materia prima para el trabajo de Baggio, sin dejar de mencionar a la planta de personal que siente de cerca el conflicto y las pérdidas económicas afectan a muchas familias.

«No se puede dar lugar a este tipo de pretensiones que marcan un alto grado de irracionalidad porque estaríamos permitiendo que este gremio, que no parece perseguir el bien de sus agremiados por la vía pertinente, la judicial, sino, que pretenderían manejar con piquetes, aprietes y amenazas al sector empresarial, sin considerar las necesidades laborales de los demás trabajadores que día a día prestan servicio en nuestras empresas», afirmó Niez.

La planta laboral de Baggio acompaña a la empresa en este momento y esa es la prueba más fehaciente de que reconocen como fuera de foco el conflicto que plantea el gremio de choferes.

«Es importante que desde el gobierno municipal y provincial y nacional,  se accione para evitar consecuencias mayores, ya que esta situación está golpeando de cerca a más sectores como el caso de los citricultores que no pueden entregar su mercadería en la fábrica y los tamberos que del mismo modo se ven en la necesidad de tirar la leche por no poder llegar a destino», explicó Niez.

La fábrica RP Baggio S.A ve que sus problemas aumentan día a día, ya que las maquinas están paradas en las distintas plantas que la empresa de capitales entrerrianos, posee en el país, entre ellas, la de Concordia. También desde este pasado miércoles corren la misma suerte las plantas de Córdoba y Mendoza.

Ante esta situación le solicitamos a nuestras autoridades políticas: concejales, intendente, diputados provinciales y nacionales, gobernador, y demás autoridades, un mayor compromiso, ante ésta o una nueva situación similar, para que nos ayuden y se comprometan a sacarnos, rápidamente, de éstos conflictos, que dejan prisioneras a las empresas, dado que ocurren por los carriles judiciales, como debería ocurrir en país en democracia, finalizó el dirigente de ASODECO.

Desde el pasado viernes, el conflicto de los camioneros con Baggio ingresó  en conciliación obligatoria, por el término de 15 días, de tal manera que las partes puedan llegar a un acuerdo, dentro de ese lapso.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota