8 de julio de 2013 | Provinciales.

La ruta de la muerte en Entre Ríos ahora es la nacional Nº 12.

La arteria que cursa la provincia de sur a norte, por el centro y el oeste, superó a la ruta 14, que ahora es autovía, en cantidad de víctimas fatales por siniestros viales, con 21 en el primer semestre de 2013.
“El auto se me vino encima”, dijo el camionero que protagonizó el siniestro vial que causó cuatro muertos el martes en La Picada. Fue una de las peores tragedias del año, que tuvo lugar sobre la ruta nacional Nº 12. Esta arteria ya suma 21 víctimas fatales en el primer semestre de 2013, y de esta manera le quitó a la ruta nacional 14 el título de Ruta de la Muerte.

Las estadísticas del primer semestre de este año elaboradas por UNO, sobre los hechos informados por la Policía de Entre Ríos, revelan que de cada 10 muertos en rutas en la provincia, tres son por choques en la ruta 12.

Esta es una carretera nacional que atraviesa de sur a norte toda la región mesopotámica. Nace en el partido bonaerense de Zárate, pasa por unas 30 localidades de las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Misiones, y termina en Puerto Iguazú, límite con Brasil. La continuación de la ruta 12 en este país es la BR-469.

En Entre Ríos, la 12 tiene alrededor de 470 kilómetros: comienza en el paraje Brazo Largo, pasa por los departamentos Ceibas, Gualeguay, Tala, Nogoyá, Paraná y La Paz, y continúa para el norte hacia Esquina, Corrientes.

La razón principal por la cual superó a la ruta nacional 14 en cantidad de muertos por accidentes de tránsito es que la 14 es ahora autovía, obra que ha eliminado los choques frontales, según informó el subjefe de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial de la Policía (DPSV), Mario Muller. Pero dijo que en la 14, ahora que tiene carriles de sentido único, hay otro problema: los despistes. Los conductores aceleran, se distraen, muerden la banquina y terminan despistando o volcando.

En cambio, las colisiones de frente entre vehículos, en las cuales es muy probable que las consecuencias sean fatales, son más frecuentes en la ruta 12, donde la mayoría del tramo es doble mano. Solo es autovía desde el puente Zárate- Brazo Largo hasta el empalme con la 14, parte concesionada a Caminos del Río Uruguay.

El flujo vehicular es muy superior en la 14, tanto diariamente por ser la ruta del Mercosur como en las temporadas de vacaciones o fines de semana largos. Sin embargo, la infraestructura hizo la diferencia para que en el primer semestre del año en la autovía se hayan producido 13 muertes en siniestros viales, y en la 12 hubo 21.

Respecto del estado de la ruta y de la señalización, Muller dijo que “está bastante bien”, a diferencia de otras como la nacional 127 o la 18, que está de a poco pasando a ser autovía.

Además, pese al caótico tránsito que se ve en las principales ciudades, los números muestran que las rutas son más peligrosas: del total de víctimas en choques en el año, 68 murieron en rutas y 46 en ciudades o caminos vecinales. Y por otro lado, hubo las tragedias en rutas nacionales duplican a las ocurridas en arterias provinciales: 45 a 23.

De cualquier modo, la causa principal de los choques, destacan desde la DPSV, es la imprudencia al volante, por las maniobras temerarias y desaprensivas de conductores que ponen en peligro sus vidas, la de sus familias y de terceros. Sin perder de vista el crecimiento del parque automotor de manera desproporcional a la infraestructura vial.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota