14 de febrero de 2011 | Concordia, Destacado.

La ‘Escuela de la Placita’ vuelve a clases con un edifico renovado

La Escuela Nº 55 “Justo José de Urquiza” está ubicada en la esquina de calles San Martín y Alvear. Tradicionalmente se la conoce como “Escuela de la Placita”. El edifico en el que funciona es una antigua casona, adaptada a las necesidades de la escuela. Es decir, esta es una de las últimas “escuelas-casas” que hay en nuestra ciudad y, por este motivo, puede llegar a ser declarada parte del patrimonio histórico y arquitectónico de Concordia.

Este establecimiento es uno de los 65 edificios escolares incluidos en el programa “Pueblo y Gobierno hacia una Escuela Digna”, y esto permitió a esta comunidad educativa impulsar obras de vital importancia para la escuelita. Hoy en la escuela convivEscuela_Urquiza_-_La_Placitaen los albañiles, electricistas y constructores con los docentes que están volviendo de sus vacaciones y organizándose para el comienzo de clases. El panorama es de incesante actividad y se produce allí un interesante cruce de épocas y estilos. Un viejo aljibe y al lado las modernas refacciones de la cocina y la biblioteca. Las nuevas instalaciones de la Vicedirección y la escalera de caracol de mediados del siglo pasado. Y así pueden verse mejoras y refacciones en todo el edificio.
“Este programa nos a devuelto la dignidad. Durante muchos años padecimos problemas e incomodidades que nunca podíamos resolver, pero con este plan del Gobierno y la CTM pudimos concretar varios arreglos que eran muy necesarios para que la escuela siga funcionando”, expresó esta mañana la directora de la institución, Carmen de Masé,  para luego agregar que “los docentes que volvieron hoy a la escuela no pueden creer todo lo que se está haciendo. Todas estamos esperando con emoción el regreso de los alumnos para ver que dicen de todos estos cambios”, dijo la docente con una sonrisa.
Masé agradeció al gobernador Urribarri y al presidente de la Delegación Argentina de CTM, Juan Carlos Cresto, por haber impulsado este plan de recuperación de edificios escolares. Además, destacó la predisposición de los equipos técnicos del programa para resolver las cuestiones administrativas y otros trámites que hubo que cumplir. La directora no olvidó resaltar el trabajo de los responsables de la ejecución de las mejoras en su escuela “porque trabajaron muy bien y con mucha responsabilidad, además de haber avanzado mucho en muy poco tiempo”, indicó.
Las obras
“Reacondicionamos la biblioteca, que se la agrandó y se reorganizó el espacio. Se trasladó la oficina de la Vicedirección. Se acondicionó un baño en el primer piso. Se reestructuró el comedor y la cocina. Se hizo la instalación eléctrica nueva y se arreglaron los baños de los chicos; además de otras mejoras más que fuimos poniéndonos de acuerdo con los constructores y la CTM”, detalló María Amarillo, la actual presidenta la Cooperadora.
“Estamos muy contentos porque hemos sacrificado las vacaciones pero valió la pena. Yo que estuve colaborando con otras escuelas puedo decir que cuesta mucho hacer las cosas y que la gente estaba muy descreída; pero acá en mi escuela se puede ver que lo que se propuso se hizo, y eso es muy importante para todos”, concluyó Amarillo.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota