q
5 de julio de 2013 | Nacionales.

Kevin Sullivan, el nuevo hombre fuerte de la embajada de los EEUU

Hasta que Barack Obama designe embajador, este funcionario de carrera del Departamento de Estado tiene la misión de conducir las relaciones bilaterales. Entre 1997 y 2000 trabajó en Buenos Aires. Historia y antecedentes
Una fina lluvia obligó al personal de protocolo de la embajada de los Estados Unidos a agilizar el ingreso de los invitados. La residencia ubicada en la esquina de Libertador al 3000 estaba repleta de automóviles llevando a ejecutivos, diplomáticos, legisladores y funcionarios.

Las mini hamburguesas que no igualan al barbecue norteamericano sirvieron de entradas para amenizar la espera del discurso de despedida de la embajadora Vilma Socorro Martínez y la presentación de un hombre clave: el encargado Kevin Sullivan, un conocedor de la Argentina.

Luciendo sus tradicionales trajecitos, la abogada explicaba que era tiempo de regresar a «su California, aunque volveré como turista». Todo ocurría en la planta alta de la casona donde el saludo tradicional unió en las escalinatas a diferentes hombres y mujeres de la sociedad argentina.

La consultora y manager de la comunicación Doris Capurro debió dedicarle tiempo a su I-Pad e YPF en una sala de reuniones. Algunos querían consultarle sobre la estrategia gubernamental, no pudo ser.

En tiempo de elecciones, Fabián Perechodnik (Poliarquía) y Graciela Römer (Römer & Asociados) fueron los más buscados como oráculos para brindar resultados de las PASO.

Y con los Cedin (Certificados de Inversión) en la calle, los banqueros Jorge Brito (Macro), Juan Brochou (Citi), Jorge Stuart Milne (Patagonia) y Gabriel Martino (HSBC) también se convirtieron en figuras convocantes. «Para hablar de la suerte de estos instrumentos hay que hablar de política… y eso es muy complicado», explicó uno de ellos.

El Grupo Clarín tuvo a periodistas varios y gerentes como Jorge Rendo y Martín Etchevers. Rendo, ex interlocutor de Néstor Kirchner, fue paciente para saludar a la embajadora saliente y aprovechó para trabar trato con Sullivan.

Unos pasos más atrás se encontraba el empresario Sergio Szpolski.

Antes de la 13, Martínez se dirigió hacia el salón principal con vista a las bosques palermitanos. Una banda de música acompañó la espera con jazz.

Giménez y Pedace de la Policía Metropolitana confraternizaban con colegas de la Policía Federal. Los profesionales analizaban los hechos delictivos ocurridos ayer en Plaza Constitución.

En alguna oportunidad llegó un mensaje grabado vía pantalla de Hillary Clinton previo a los mensajes de los embajadores. Hoy fue todo el escenario para Vilma Martinez.

La diplomática destacó los avances en las relaciones bilaterales entre ambos países aunque no pasó por alto «las complejidades de la política argentina» y consideró que su estadía en la Argentina fue «complicada».

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota