q
1 de enero de 2012 | Provinciales.

Junto a Corrientes, Entre Ríos encabeza el ranking de superficie sembrada de arroz

Corrientes y Entre Ríos son las dos provincias que lideran el ranking con mayor superficie sembrada de arroz del periodo 2011-2012. Los datos provienen del informe del fin de siembra elaborado por la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz (ACPA) y la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, Argentina destinó al arroz 235.452 hectáreas, unas 25.428 hectáreas (9,7 por ciento) menos que el año anterior (que alcanzó a 260.880 hectáreas). De esta manera, al igual que ocurriera en la campaña anterior, Corrientes volvió a liderar el ranking de siembra de arroz con 97.152 hectáreas, unas 7.095 menos que en la campaña 2010/2011 (que alcanzó las 104.247 hectáreas). Detrás se ubicó Entre Ríos con una superficie sembrada de unas 75.000 hectáreas. En este caso, la disminución del terreno destinado al mencionado producto agropecuario fue importante: un 25 por ciento por debajo de la campaña anterior.

Más allá de esta disminución, los referentes del sector no están muy preocupados por dicha baja. Es que la presente siembra fue un 6 por ciento más alta que la campaña 2009/10 y la del 2010/11 fue récord nacional en más de cien años de producción de arroz. Es decir, comparativamente, se trata de un muy buen año.

El dato llamativo es que las dos provincias que lideran el ranking, Corrientes y Entre Ríos, disminuyeron la superficie de siembra; pero las que le siguen, Santa Fe, Formosa y Chaco, aumentaron los terrenos destinados a este grano.

Las variaciones ocurridas responden a varios factores tales como fuente de agua para riego, tipo de energía utilizada para el bombeo y altos costos de producción, con su consecuente reducción de la competitividad del productor argentino, según consignó Época.

Entre Ríos si bien presenta una oferta de agua más estable, tiene la complejidad y costo del bombeo por pozo (más del 70 por ciento de su área) y la posibilidad de sembrar otros cultivos.

Mientras, en Corrientes, el estado de las represas al momento de planificar y ejecutar la siembra no eran del 100 por ciento como lo fue en igual circunstancia en la campaña pasada. Esta situación provocó una disminución del área sembrada sobre todo en las zonas productivas que utilizan estas fuentes para irrigar el cultivo de arroz (60 por ciento de su superficie se riega por represa).

Las provincias que aumentaron su superficie sembrada presentan fuente de agua segura (ríos) y en su mayoría energía eléctrica para el funcionamiento de los motores de las estaciones de bombeo.

Por último, el alto costo de producción es transversal a todas las provincias, intensificándose más para aquellas chacras que utilizan gasoil como fuente de energía para sus bomberos.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota