22 de junio de 2011 | Concordia, Destacado.

Hicieron un diagnóstico del sistema de alumbrado público en ciudades entrerrianas

DISCO1Se desarrolló el estudio “Plan de Ahorro energético y nueva iluminación” en Seguí, Viale, Hasenkamp, San Benito, San José de Feliciano, Victoria, Colonia Avellaneda, Hernandarias, Diamante, La Paz el parque industrial de Concordia. Fue financiado por el Consejo Federal de Inversiones. Se hizo un diagnóstico del sistema de alumbrado público.

Un programa nacional otorgará créditos para corregir las fallas del sistema

En el marco del programa de asistencia técnica que brinda el Consejo Federal de Inversiones (CFI), el gobierno provincial impulsa la realización de estudios y proyectos para la formulación de programas o políticas de acción vinculadas a distintos ejes de desarrollo.

En este contexto, se desarrolló el estudio denominado “Plan de Ahorro energético y nueva iluminación” en Seguí, Viale, Hasenkamp, San Benito, San José de Feliciano, Victoria, Colonia Avellaneda, Hernandarias, Diamante, La Paz el parque industrial de Concordia.

La tarea involucró el desarrollo de distintas actividades destinadas a dotar a los municipios de un Plan Director de Alumbrado Público.

El ministro de Planeamiento, Infraestructura y Servicios, Guillermo Federik, reseñó que este estudio se da en el marco de la asistencia técnica que brinda el CFI. En ese sentido, explicó que se desarrollan proyectos variados vinculados a turismo, educación, producción e infraestructura, que forman parte del trabajo que vienen desarrollando en forma conjunta el estado provincial y ese organismo.

El equipo de trabajo que lleva adelante los estudios del Plan de Ahorro Energético está encabezado por los ingenieros Carlos Vandevoorde y Roberto Boiero. En esta oportunidad, el estudio comprendió a un grupo de 10 localidades, además del parque industrial de la ciudad de Concordia.

Las actividades que se desarrollaron comprendieron el relevamiento integral del sistema de alumbrado público y un diagnóstico posterior de los aspectos relativos al rendimiento energético de lámparas y luminarias, el estado de conservación de los artefactos, la disposición de los puntos de luz (geometría de la instalación), el sistema de montaje, parámetros luminotécnicos y seguridad de las instalaciones.

Basados en el análisis del estado del sistema, se desarrollaron propuestas destinadas a mejorar cada una de esas situaciones. Los profesionales tomaron como criterio central para el desarrollo del proyecto la utilización de lámparas a vapor de sodio alta presión en la generalidad de los casos, incluyendo lámparas a vapor de mercurio halogenado cuando los requisitos cromáticos de la instalación constituyeron un punto relevante.

En el caso en que las características de las instalaciones existentes se correspondieron con un sistema de baja eficiencia energética, se requirió la documentación técnica para acceder al Programa Nacional de Uso Racional de Energía Eléctrica (Pronuree).

A través de este programa, cada municipio contará con la posibilidad de acceder a un aporte económico para la reconversión del sistema, que le permita un consumo eficiente.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota