24 de septiembre de 2010 | Destacado, Provinciales.

Entre Ríos se suma al debate sobre la democratización de la industria del papel

Con la finalidad de recoger ideas para incorporarlas al anteproyecto de ley que propone declarar de interés público la fabricación, comercialización y distribución de papel para diarios, se llevó a cabo este jueves el foro sobre el tema. En la ocasión, se destacó la importancia de la iniciativa elevada por el Ejecutivo al Congreso, que busca romper un histórico monopolio en el sector y que amplía y garantiza la libertad de prensa en el país. Entre PAPELRíos es la segunda provincia en sumase al debate con un foro participativo.

El foro de análisis sobre la fabricación, distribución y comercialización de papel para diarios se desarrolló en el salón del Consejo General de Educación y contó con la presencia del viceministro de Economía de la Nación , Roberto Feletti; y la directora de Papel Prensa por el Estado, Beatriz Paglieri. También participaron los ministros de Gobierno, Adan Bahl; y de Salud, Angel Giano; la senadora nacional Blanca Osuna; y el director de Información Pública, Pedro Baez, entre otras autoridades.

En la apertura del encuentro hicieron uso de la palabra el director de Información Pública de la provincia y el viceministro de la Nación, respectivamente. Ambos coincidieron en la importancia que posee la participación de la ciudadanía en la iniciativa que fue enviada al Congreso por la Presidenta Cristina Fernández que, entre otras cosas, permitirá desmontar el monopolio de papel prensa que ostentan los diarios Clarín y La Nación, construido al calor de la dictadura y en beneficio de un poder hegemónico y antidemocrático.

Participaron también del encuentro representantes de medios de Entre Ríos y Santa Fe, integrantes de la Asociación de Diarios de Entre Ríos; cooperativas y entidades afines al sector, trabajadores, gremios, legisladores provinciales, intendentes y otros organismos y representaciones. Luego de las respectivas introducciones, se dio paso a las exposiciones de quienes se habían inscripto para aportar sugerencias e ideas, que fueron tomadas como aportes para el anteproyecto de ley.

Construir ciudadanía

Al hacer uso de la palabra, el viceministro de Economía, Roberto Feletti, explicó que el anteproyecto de ley busca la “producción, comercialización y distribución de papel prensa de modo igualitario”. Dijo que la iniciativa “se inscribe en un largo proceso de las políticas de gobierno destinadas a fortalecer a la sociedad civil y construir ciudadanía”, lo que significa que los ciudadanos “puedan tener compromisos con sus ideas y no que sean sometidos a la presión de un grupo de corporaciones”.

Detalló que construir ciudadanía y democratizar a la sociedad se logra con la generación de empleo, la igualación de derechos a todos los grupos sociales, la democratización y el acceso al insumo cultural y deportivo en forma gratuita, como es el fútbol a través de la TV, y la ley de medios audiovisuales, que apunta a desmonopolizar la oferta de información. Todos hechos que lleva adelante la actual gestión de gobierno.

“La democratización del flujo de información, de expresión y de enfoques diversos sobre la información, son decisiones claves en el fortalecimiento de la sociedad civil y la construcción de la ciudadanía”, explicó Feletti. “Son espacios que llevan a construir una sociedad más autónoma de los poderes, más democrática, más comprometida con ideas y menos comprometida con intereses. En este recorrido que estamos llevando a cabo se inscribe el anteproyecto de papel prensa que pretende garantizar la producción, comercialización y distribución de un insumo básico de carácter igualitario como es el papel prensa”.

Democratización de la palabra impresa

Aclaró que el monopolio de Papel Prensa en manos de los diarios Clarín y La Nación, construido lesionando derechos humanos y al calor de una de las más brutales dictaduras, sirvió en estos años para incidir en la posibilidad de la creación y desarrollo de medios gráficos en las provincias del país. “Por eso este anteproyecto de ley se inscribe en el escenario de la democratización de la palabra impresa. Al gobierno no le preocupa lo que se publica, le preocupa que haya ideas que no se publiquen. Es necesario que todo el mundo pueda expresar sus ideas”, remarcó el viceministro.

Dijo que con esta iniciativa se pretende desmontar el cercenamiento de la diversidad de la palabra impresa por la vía del control de un insumo básico, mientras destacó que esto se realiza ajustándose a los cánones constitucionales y a través de la participación ciudadana. “Este es el mecanismo que elige el gobierno para desmontar el monopolio de papel prensa construido por Clarín y La Nación durante la dictadura y que restringe la diversidad de la palabra impresa”, reiteró el funcionario nacional.

Recrear la política

Indicó por otra parte que el gobierno siguió la misma vía, acudiendo a otro de los poderes de Estado, como es la Justicia, para elevar la presunción de comisión de un delito en este mismo proceso, lo que evidencia “el respeto que se tiene por las vías institucionales”.

“El proceso que estamos viviendo en estos años no busca construir una hegemonía política, sino recrear la política hacia el interior de la ciudadanía, entendida la política como un cuerpo de ideas. Para que haya cuerpo de ideas debe haber democratización en el manejo de la información, acceso de oportunidades, empleo y masividad en el acceso a la educación como está sucediendo. Todo ello hace que haya más autonomía en el pensamiento, que es todo lo contrario a una hegemonía política”, señaló y apuntó que “lo que sí construye hegemonía política y niega democracia es el actual monopolio de papel prensa”.

Finalmente, solicitó “un fuerte compromiso” en la discusión e incorporación de sugerencias al anteproyecto, y en entender que esta iniciativa llevará a que los medios gráficos de todo el país estén en una situación de igualdad de oportunidad con los grandes medios de la ciudad de Buenos Aires”.

Profundas transformaciones

Por su parte, el director de Información Pública, Pedro Báez, destacó que “nos encontramos hoy, como varias veces lo venimos haciendo en los últimos meses, con el sueño de que estamos protagonizando un tiempo muy especial, de profundas transformaciones y con el objetivo también de hacer uso de nuestros derechos, de expresarnos libremente”.

Para el funcionario, “el tema de papel prensa es una metáfora trágica, que grafica brutalmente cómo han construido el poder en Argentina algunos grupos hegemónicos vinculados con la comunicación”. En ese marco, consideró que “investigar, buscar la verdad y la justicia ante hechos aberrantes que nos avergüenzan en nuestra dignidad humana también tiene que ver con la construcción de una sociedad mejor”.

Revertir la injusticia

“Que la producción, la distribución y la comercialización del insumo básico de los medios gráficos de Argentina tenga algún contacto o su origen en delitos de lesa humanidad, es una idea que nos conmociona y ciertamente nos deja sin respuestas hacia el futuro, que debe estar despejado de esa indignidad”, advirtió.

En ese sentido, señaló que este foro, además de ser un método para “buscar luz sobre los hechos del pasado reciente y obviamente buscar justicia”, tiene que ver con “avanzar en el diseño y realización de normas que inviertan esa situación de injusticia y de inequidad. Por eso, es necesario hacer estos foros y que todos los actores puedan expresarse, libre, democrática y pluralmente”.

“Clarín y La Nación no sólo se apoderaron ilegalmente de bienes ajenos a precio vil, sino que urdieron toda la trama para manejar la empresa sin oposición alguna. A partir de allí, se abastecieron de papel en la cantidad que ellos deseaban, a un precio absolutamente ventajoso, construyendo un monopolio. Lo hicieron además en detrimento y sin dudar ni un segundo en perjudicar a todo el resto de los medios gráficos del país”, apuntó luego.

Garantizar las libertades

Por ello, agregó, Báez, “hoy estamos acá, porque estamos convencidos de que estamos frente a un proyecto que amplía y garantiza la libertad de prensa en la Argentina. Y garantizar la libertad de prensa significa también garantizar el resto de las libertades que hemos sabido conseguir”.

“Es tarea de todos efectuar los aportes, las críticas, el enriquecimiento”, acotó y entendió que “este proyecto garantiza que la fabricación y la comercialización y distribución” del papel para le prensa escrita “comience a ser en la Argentina de manera igualitaria y equitativa. Eso es lo que tiene que hacer un país que garantiza la libertad de expresión y la prensa escrita”.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota