q
9 de agosto de 2010 | Nacionales, Ultimas Noticias.

En la provincia de Chubut, hallaron muerto a un concordiense en el fondo de un acantilado

Era un empleado bancario y vivía en Comodoro Rivadavia. Se encontraba desaparecido desde el martes. Hay cuatro sospechosos detenidos.

Cuatro hombres están acusados de ser coautores de la desaparición y el cruento asesinato en Comodoro Rivadavia del empleado bancario concordiense José Sebastián Fernández (31). Los sospechosos están detenidos y uno de ellos es menor de edad.

En la mañana del sábado, tras una hora y media de rastrillaje policial por diversos lugares del cerro Chenque, encontraron el cadáver del empleado en el fondo de un acantilado superior a los 100 metros, a la altura del barrio Santa Lucía. González había sido visto por última vez el martes 3 de agosto alrededor de las 22.30.

Hay tres testimonios de personas que resultaron fundamentales para el esclarecimiento del caso, entre ellas una mujer que reconoció a la víctima a través de la fotografía que publciaron los medios patagónicos.

Dos de los allanamientos efectuados desde la una de la mañana del sábado se hicieron en los domicilios de calles Almafuerte 3.145 del barrio Ceferino Namuncurá y en Los Nogales 1.058 del barrio La Floresta. En el primero reside un menor de 17 años -J.A.- de quien los investigadores sospechan que habría acompañado a los demás detenidos desde la noche del martes 3 hasta por lo menos las 6 de la mañana del miércoles, lapso en que se habría cometido el asesinato, publicó el diario Crónica.

En otro domicilio se secuestraron prendas de vestir manchadas con sangre, un arma de fuego, el frente del estéreo del Peugeot 206 gris patente GMW 890 que fuera encontrado en Rivadavia y Pastor Schneider y la tarjeta de débito de la víctima José Sebastián Fernández. Posteriormente, en distintos allanamientos, fueron detenidos los demás acusados.

El hallazgo del cadáver se produjo alrededor de las 10 de la mañana, una hora y media después de que comenzaran los rastrillajes. Un hombre de Defensa Civil Municipal con un prismático fue el encargado de divisar desde lo alto del acantilado, unos 100 metros abajo y entre grandes rocas y greda, el cuerpo sin vida del infortunado hombre de 31 años y oriundo de Concordia, que trabajaba en el Banco Galicia.

De inmediato se constituyeron efectivos policiales y montaron un cordón de 20 metros alrededor para que no ingresen personas y puedan trabajar cómodamente los peritos en Criminalística.

Según trascendió, a simple vista presentaba fracturas y quebraduras expuestas en las piernas y diversos hematomas en el rostro, además de lo que pareciera ser causal del deceso, un tremendo golpe en la cabeza que produjo pérdida de masa encefálica, por lo que se sospecha que antes de arrojarlo al vacío pudieron haberlo golpeado con una piedra de grandes dimensiones.

Además, no tenía puestas las zapatillas con las cuales había salido calzado la noche del martes y tampoco las encontraron en sus alrededores, así que también es probable que se las hayan robado.

El cuerpo fue trasladado a la morgue del Hospital Regional para una posterior autopsia y será el médico forense el encargado de informar científicamente las causas de la muerte y si, eventualmente, también pudo haber sido blanco de heridas con arma de fuego o cuchillo.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota