7 de junio de 2011 | Destacado, Provinciales.

En Feliciano construirán un frigorífico

_42486734_mer8-5ea8bEn 10 días comenzará la construcción de una planta industrial en San José de Feliciano, destinada a la faena de ovinos, caprinos y porcinos. La edificación estará ubicada en el ejido sur, en la chacra Nº 199 (en terreno municipal). Hoy, las autoridades del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), de la comuna y representantes de Urbano Constructora (de Concepción del Uruguay), la empresa adjudicataria firmarán el contrato para la iniciación de la obra, que tiene un plazo de ejecución de 140 días hábiles. El intendente de la ciudad del norte de la provincia, Osvaldo Viano, expresó gran satisfacción por la firma del contrato de obra, ya que este emprendimiento implica que unos 130 pequeños y medianos productores puedan faenar y comercializar su producción tal y como lo requieren las autoridades sanitarias.

Por su parte, Silvia Moreno de Rueda, secretaria de gobierno municipal precisó a UNO que la firma será a las 10 en la Municipalidad y que se harán presentes para la misma el ingeniero Roberto Panizza, por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Emiliano Bonus Ducret, propietario de la empresa Urbano Constructora de Concepción del Uruguay, autoridades locales y se aguarda la llegada del ministro de Producción, Roberto Schunk.

Procederán a la entrega oficial del terreno, ubicado en el ejido rural, camino a la localidad de Federal.

El arquitecto felicianense Sergio Arevalo, inspector de obra confirmó que la misma comenzará en 10 días y el plazo de ejecución es de 140 días hábiles, por lo que se planea que para octubre de este año la planta de faena comience a funcionar.

Cabe recordar que el proyecto del frigorífico recayó en manos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), que si bien no contaba con financiamiento, sí con antecedentes en la materia y varios proyectos similares en carpeta, lo que lo llevó a insistir en la búsqueda de fondos hasta que el Ministerio de Economía abrió sus arcas para que a Feliciano lleguen 2.600.000 pesos para el proyecto. Así la ciudad quedó incluida, junto con otras nueve localidades: Capayán (Catamarca), Corrientes y Goya (Corrientes), Las Lomitas (Formosa), Humahuaca (Jujuy), Chepes (La Rioja), Jáchal (San Juan), Ceres (Santa Fe) y Campo Gallo (Santiago del Estero) en un programa denominado El Norte Grande.

En 2010 se concretó el desmonte de la zona. Además, y a partir de un convenio con el gobierno provincial que entregó al municipio un subsidio, la empresa de energía instaló la conexión eléctrica necesaria mediante unos 1.000 metros de cableado.

La comuna solicitó además a la Dirección Provincial de Vialidad el mejoramiento de los caminos que van hacia la Chacra Nº 199, en el ejido sur. Si bien el inicio de las obras estaba previsto para enero, hubo demoras por cuestiones burocráticas que hacen que hoy se esté llevando a cabo la firma del contrato.

Es importante destacar que en el mismo predio donde se construirá el frigorífico, se han desmontado varias hectáreas más con el objetivo de levantar allí el futuro parque industrial de Feliciano.

Las autoridades municipales trabajan en este proyecto junto al Consejo Federal de Inversiones (CFI) y el INTI. “Ya todo está inscripto en Buenos Aires, se mando el proyecto para iniciar la parte intramuro, y está en avance”, aseguró la consultada.

El proyecto del frigorífico nació en 2006, por la inquietud misma de los pequeños productores que no contaban, y aún no tienen, un lugar donde faenar los animales destinados a la venta, en su mayoría corderos, cerdos y cabras. “En el norte entrerriano predomina la cría de animales pequeños y el objetivo de este proyecto nace de la necesidad de contar con un espacio físico para la matanza de los mismos, ya que está exigido por ley”, explicó la secretaria de gobierno a Uno.

En ese momento los trabajadores del sector se reunieron con el intendente Viano y le plantearon la situación. En la búsqueda de financiamiento y de concreción del proyecto los acompañó la Comisión Administradora para el Fondo Especial de Salto Grande (CAFESG).

CAFESG tiene un convenio con INTI, entonces ambas entidades junto a la Municipalidad comenzaron a elaborar este proyecto. En la búsqueda de financiamiento golpearon las puertas de los gobierno nacional y provincial, hasta que en enero de 2010 recibieron la “grata sorpresa” de que había financiamiento estatal para la obra tan anhelada.

“En esta etapa se incorporó el Ministerio de Trabajo de la Nación, para hacer los aportes que faltaban para llegar a finalizar la obra”, indicó Moreno de Rueda.

Si bien no indicó que cifras de matanzas se realizarán diariamente, comentó que el proyecto inicial se “achicó” a causa de la falta de recursos económicos.

El objetivo primordial de la instalación del frigorífico es más bien social. Está destinado a pequeños y medianos productores para que tengan un lugar donde faenar sus animales y así podrán lograr el abastecimiento de la población local y de las comunidades de esa región.

Además el proyecto pone en práctica una cultura de cuidado de la salud y de control ambiental; genera una cultura de producción y trabajo solidario en la comunidad, fortaleciendo los eslabones más débiles de la cadena de valor.

En las estancias del departamento hay una considerable cantidad de ovejas, y el frigorífico no sólo ayudaría a la comercialización, sino también en los aspectos sanitarios, ya que mucho ganado se mata hoy al pie de algún árbol, con todo lo que esto implica.

“En estos últimos años tuvimos muchos problemas en cuanto a la matanza por cuestiones de sanidad, teníamos que realizar continuamente tratativas con Abigeato y los carniceros para tratar de que les permitan a los productores de la única forma que podían hasta el momento, con controles por parte de bromatólogos y veterinarios, pero sin contar con las condiciones edilicias necesarias para hacerlo”, dijo Moreno de Rueda.

Aunque aún no está completamente definida cuál será la figura que manejará el frigorífico. La idea de las autoridades municipales es que se conforme una cooperativa o asociación de productores encargados de la cuestión, siempre contando con el acompañamiento y asesoramiento municipal.

Feliciano es considerado el departamento más pobre de la Región Centro. Gran parte de su población se dedica a la ganadería y la agricultura. El emprendimiento crearía entre 6 y 10 puestos de trabajo estables.

La localidad se ha transformado en la sede de la devoción al Lázaro Blanco, santo milagrero, y sus restos se hallan en el cementerio local. Además de la sepultura, Lázaro tiene un templete que lo recuerda en el lugar donde fue alcanzado por un rayo, en el viejo camino de tierra a La Paz.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota