5 de abril de 2013 | Destacado, Provinciales.

Empresarios entrerrianos destacan beneficios de la ley promoción industrial

consepaEl Consejo Empresario y la Unión Industrial de Entre Ríos destacaron la promulgación de la ley de promoción industrial de la provincia y la calificaron como “un disparador de nuevas inversiones”. Las entidades afirmaron que la traerá aparejado crecimiento económico y social, y valoraron la decisión del gobernador Urribarri de ponerse al frente de esta iniciativa.

El presidente del Consejo Empresario de Entre Ríos, Gabriel Bourdín, dijo que “esto era lo que a Entre Ríos le estaba haciendo falta en materia industrial”. Consideró que “esta era una deuda pendiente que tenía la provincia”. Luego explicó que en Entre Ríos era necesaria “una ley modernizada a la actualidad. Prácticamente , la que teníamos tiene más de treinta años e inclusive proviene de un gobierno de facto, del año 1981. No son las mismas condiciones de aquél momento, treinta y dos años después”.

Bourdín ponderó que ésta “era una ley esperada por todo el arco industrial de la provincia. Sale en un momento muy oportuno, porque justamente viene en un momento muy importante porque se terminaron las exenciones nacionales de las cuatro provincias del norte que tenían desgravación impositiva nacional, IVA y Ganancias, como es el caso de La Rioja , san Juan, Catamarca y San Luis. Con lo cual, excepto la de Tierra del fuego, sólo quedan las promociones provinciales que tienen beneficios fiscales provinciales o municipales”.

El titular del Consejo Empresario de Entre Ríos destacó que “en este caso, el gobierno y el gobernador Urribarri, en persona, se puso delante de tener una ley que realmente promueva las inversiones en la provincia. Dentro de lo que se habla, de cambiar el perfil productivo de la provincia, hacían falta inversiones de este tipo para que se esperen inversiones de otro tamaño. Así es el propio efecto que va a tener sobre el empleo privado que tanto le hace falta a la provincia desde hace tantos años”.

Más adelante, explicó que el nuevo régimen “le permite competitividad a la provincia, dejándola con una ley que está muy modernizada y que nos permite estar en los primeros planos de las políticas más avanzadas que tiene el país. Esto era lo que a Entre Ríos le estaba haciendo falta en materia industrial, de tener una promoción de este tipo”.

Finalmente, pronosticó que la nueva ley tendrá efectos positivos “para que la provincia tenga un crecimiento armónico, tanto económico como social, porque va a traer aparejado no sólo inversiones, sino que detrás de las empresas, las fábricas y de la instalación de este tipo de inversiones económicas, está el tema central que sería el empleo genuino privado, que tanto nos hace falta”.

Un gran paso

Por otra parte, el presidente de la Unión Industrial de Entre Ríos, Antonio Caramagna destacó que “la provincia en una forma clara ha dado un paso adelante importantísimo, donde estamos todos invitados a transitar este camino en función de lograr ese gran objetivo que es desarrollar nuestra provincia y hacerla productiva para los entrerrianos, el país y para inversiones del mundo que están observando hacia donde deben realizarse”.

Contó que “teníamos una ley de Promoción Industrial con unos cuantos años y que estaba necesitando un aggiornamiento y un fortalecimiento”.
Comentó que luego de conversaciones mantenidas con el gobierno y el Consejo Empresario, el gobierno “tomó la posta y elaboró una ley con todos los estudios convenientes en términos comparativos y luego compartió con nosotros el proyecto”.

Tras ser estudiado por los distintos departamentos técnicos de la Unión Industrial , y de un análisis en conjunto, hubo charlas posteriores con funcionarios del gobierno donde “hicimos aportes de los que algunos fueron tomados y finalmente salió la ley de Promoción Industrial aggiornada”.

“Progresivamente hay que ir haciendo posible lo deseable”, manifestó y en ese sentido es que, “podemos considerar que este es un gran paso adelante”, estimó.

En ese sentido, explicó: “Todo desarrollo industrial de una provincia, no depende solo de la fuerza industrial, del gobierno nacional, provincial o municipales, sino que es una conjunción de temas que concurren al conjunto y que hacen a la potenciación de la provincia de Entre Ríos”.

“El paso que ha dado la provincia, es un disparador que consideramos muy auspicioso”, aseguró.

Programa de desarrollo y beneficios

Caramagna destacó que “dentro de un programa de desarrollo hay varios factores concurrentes. Por un lado, industrias nuevas que están evaluando donde radicarse; por otro lado, industrias que ya existen y analizan sus posibilidades de expansión; y otras que existen pero que analizan sus posibilidades de traslado”.

Es en ese sentido que la nueva ley “es una ley generosa, amplia y compleja”, y agregó que también es “abarcativa para las distintas situaciones que se den”. Al respecto, explicó que “para emprendimientos nuevos hay un marco de beneficios, para empresas que se expanden hay otro que alcanza en la proporción de la expansión. Y para las que son de afuera y se radican en los parques, también hay beneficios”.

Los beneficios, tienen que ver con “cuestiones fiscales, ambientales, energético, impositivas”, enumeró para resumir que son “amplios, dentro de un camino que se debe construir y en tiempos venideros habrá que acompañar”.

Finalmente, aseguró que “nosotros le damos el gran valor que tiene como elemento disparador y luego tenemos los empresarios estar observando, analizarlo y hacer nuestro esfuerzo”, al que también llamó a sumarse a los distintos municipios, “como un factor importante dentro de esta cuestión”.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota