17 de noviembre de 2010 | Destacado, Nacionales.

Emocionada, la Presidenta reivindicó el rol del trabajo y la familia en el desarrollo argentino

Cristina se mostró visiblemente emocionada al regresar al Luna Park, lugar en donde por última vez estuvo con el ex presidente Néstor Kirchner. «La última vez que estuve acá, él estaba conmigo», dijo con lágrimas en los ojos y voz quebrada.cristina_emocionada_1

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, reivindicó hoy el rol del trabajo y la familia en el desarrollo argentino y destacó «los vínculos de solidaridad y cooperación como básicos para que una sociedad pueda sobrevivir y superarse».
La Presidenta encabezó en el Luna Park la apertura del Congreso Latinoamericano de Microcréditos y el cierre de la Asamblea de Políticas Sociales.
La jefa de Estado inició su discurso visiblemente emocionada al recordar que «tomé conciencia que era acá -en el Luna Park- cuando recién entré y me acordé que entré con él por última vez acá», el 14 de septiembre, en un acto de la Juventud Peronista, 72 horas después de la operación de angioplastía a la que fue sometido Néstoer Kirchner.
«No me la hagan difícil porque la última vez que estuve acá él estaba conmigo…, así que ayúdenme para que pueda haber bien», sostuvo la Presidenta con lágrimas en los ojos y voz entrecortada.
En ese sentido arengó: «recuerdo que había una gran figura acá del Eternauta con su cara, pero hay que ser fuertes. Todos tenemos que ser fuertes porque él era el más fuerte de todos y el mejor de todos nosotros».
«Y como él era el mejor de todos nosotros, a los que se fueron peleando, a los que se fueron luchando sin renunciar nunca a una sola de sus convicciones uno los tiene que recordar sonriendo y no llorando», enfatizó la Presidenta.
Acompañada por los ministros de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; de Salud, Juan Manzur; de Ciencia y Tecnología, Luis Barañao, y de Turismo, Enrique Meyer; y los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, la Presidenta destacó que entre sus objetivos «siempre estuvo el organizar socialmente a los movimientos, corporativistas, monotributistas que forman parte de la economía real y concreta de un país».
Tras haber participado de la Cumbre del G-20, y anunciado el pago de la deuda con el Club de París sin intervención del FMI, Cristina expresó que la crisis mundial «no fue una crisis financiera, sino una crisis estructural de funcionamiento de modelo, de haber sacado el capital de la escala humana para llevarlo a la escala de las finanzas».
«Esto ha sido la verdadera raíz y dije esto en un ámbito como el de las finanzas y ante importantísimos empresarios y ninguno discutió esto…Porque lo que parecía sólo de finanzas fue la punta de un iceberg, era por donde explotó esa lógica inhumana y absurda de creer que el dinero se reproduce a si mismo sin pasar por el trabajo», sostuvo la mandataria argentina.
«Estoy convencida que el trabajo de las manos y el trabajo de las cabezas, de las neuronas del conocimiento, va a signar todo el siglo XXI», enfatizó.
La Presidenta sostuvo que «hemos militado en un espacio identificado con una historia, con líderes, pero nuestra incorporación a la política, la de él (por el ex presidente Néstor Kirchner) y la mía, fue organizar a la sociedad para un mundo mejor, diferente, donde hubiera igualdad y libertad».
En esa línea, consideró que «si no hay igualdad, no hay libertad aunque se vote cada dos años. Libertad hay cuando cada uno puede elegir su vida. Y eso es lo que siempre quisimos: tener mucha libertad y mucha igualdad».
Por otra parte, Cristina expresó que «a la política se la identifica normalmente con cosas como transas, trenzas, negociaciones, como hay en toda política. Todos hacemos negociaciones e intercambios de opiniones. Hay que empezar a desmitificar esto de que la negociación y los acuerdos son algo malo de la política».
Télam

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota