8 de febrero de 2010 | Provinciales.

El SMN anunció un nuevo alerta para Entre Ríos

 

EASISTENCIA A LOS INUNDADOStiempo_diauno_concordia

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) comunicó para hoy un nuevo alerta meteorológico con probabilidad de tormentas y caída de granizo para Entre Ríos y otras ocho provincias. En tanto la altura del río Paraná se encuentra en 5.68 en el puerto local y creció 14 centímetros con respecto a los 5.54 del sábado. El nuevo alerta abarca Entre Ríos, Capital Federal, Buenos Aires, centro y sur de Córdoba, La Pampa, sur de La Rioja, sur y este de Mendoza, este de San Juan, San Luis, sur y centro de Santa Fe y Río de la Plata.

En la capital entrerriana continúa la asistencia a los evacuados, así lo confirmó el intendente José Carlos Halle al término de la reunión que mantuvo con el gobernador Sergio Urribarri y miembros de su gabinete en la Dirección de Defensa Civil. “Las familias afectadas por la lluvia que perdieron todas sus pertenencias a raíz del desborde de los arroyos, fueron alojadas en los cuarteles del Ejército. Allí funciona el refugio para los evacuados”, expresó.

 El fenómeno establece para la zona de cobertura tormentas fuertes o severas y contempla la presencia de una masa de aire cálido, húmedo y muy inestable sobre el centro del país, combinado con el ingreso de un sistema frontal frío desde el noroeste de la patagonia. Las condiciones mejorarán de sur a norte.

Asistencia a los inundados

 El intendente anunció que una vez que se normalice la atención a los evacuados se iniciará un “ megaoperativo” para reparar las calles de Paraná que no tienen asfalto, que quedaron arruinadas e intransitables a raíz del fuerte temporal.

 Además, las autoridades adoptaron decisiones para «garantizar» la asistencia social, la provisión de equipos viales y de bombas de impulsión para extraer el agua concentrada en diversos puntos de la ciudad, además de la reparación de las calles afectadas.

Halle asistió a la reunión con Urribarri acompañado por el ministro de gobierno, Adán Bahl, y el ministro de Salud y Acción Social, Ángel Giano; el jefe de Policía; Héctor Massuh, el secretario de Infraestructura y Planeamiento, Guillermo Federik, y los directores de Vialidad, Jorge Rodríguez, y de Hidráulica, Jorge Fontana.

 Desde el área de Acción Social provincial se acordó junto al municipio la distribución de calzado, colchones, ropa y los elementos necesarios para asistir a las familias afectadas por el temporal. “Afortunadamente las consecuencias están limitadas a lo material y no debemos lamentar pérdidas de vidas”, expresó el gobernador.

 “Estamos adoptando todas las medidas necesarias para afrontar esta emergencia y en forma paralela comenzar desde mañana mismo a reparar el daño que causan las constantes y extraordinarias precipitaciones a las calles de la ciudad”, dijo Urribarri a diario Uno.

 La inminente época de cosechas y los compromisos asumidos por el gobierno con los sectores de la producción complican la disponibilidad de maquinaria que se encuentra trabajando en el mejoramiento de la red de caminos secundarios. No obstante ello, el director de Vialidad informó que este domingo a las ocho de la mañana 13 equipos viales comenzarán a trabajar en diversos barrios para mejorar la transitabilidad de las zonas más afectadas.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota