27 de noviembre de 2014 | Municipio.

El municipio pone a la venta lotes para construir centro de rehabilitación.

La Municipalidad de Concordia puso a la venta los terrenos ubicados entre las calles Belgrano, Monseñor de Andrea, A. de Luque y Lavalle, con los que se costeará la construcción de un centro de rehabilitación para discapacidades motoras contiguo al predio termal municipal sobre la avenida Monseñor Rösch.
A través de una licitación pública, la Municipalidad convocó a oferentes para la venta de 18 terrenos de entre 252 y 512 metros cuadrados con diferentes precios por metro cuadrado en función de la ubicación y las características de los lotes. El precio base va desde los 1.200 hasta los 1.500 peso por metro cuadrado. La apertura de sobres será el 18 de diciembre y el pago debe ser al contado.

El secretario de Hacienda de la Municipalidad, Gustavo Labriola, en diálogo con diario NOTICIAS relató que “nosotros hemos venido trabajando en una comisión que se ha creado entre miembros del Ejecutivo y del Concejo Deliberante a los efectos de ver la mejor forma de venta de esos terrenos porque hay un destino específico de esos fondos que es la construcción de un lugar para rehabilitación al lado del aeropuerto”.

Dijo que “hace varios meses que venimos trabajando y finalmente llegamos a la elaboración de este pliego que contempla que hasta el 18 de diciembre se pueden hacer ofertas por los 18 lotes con superficie dispar y terrenos en las esquinas más grandes”. Precisó que el precio oscila “entre 1200 y 1500 pesos el metro cuadrado”. Así por ejemplo, los lotes 1, 5, 10 y 14, tienen una superficie de 512,22 metros cuadros están ubicados en las esquinas y sus precios base son: $ 768.330; $ 717.108; $ 614.664 y $ 768.330, respectivamente.
Expresó que las ofertas “se hacen por sobre cerrado. Las personas tienen que especificar cuál es el lote, ofertar al contado y tienen 30 días para escriturar”.

La comuna estima recaudar con esta venta un piso de 8,4 millones y la idea es empezar de inmediato con la obra con el objetivo de que para después de mediados de año y antes de que se termine la gestión el centro de rehabilitación esté inaugurado, expresó Labriola.

EL CENTRO DE REHABILITACIÓN Y UNA CONTROVERSIA

El Centro de Rehabilitación que se levantará en la zona de “El Espinillar” entre el Aeródromo y el predio termal de la Municipalidad sobre la avenida Monseñor Rösch surgió después de la controversia que se desató cuando la el Ejecutivo comunal decidió tirar abajo el edificio de la frustrada clínica del desaparecido neurólogo Arnoldo Sejenovich, en Belgrano y Monseñor D’Andrea, porque se había convertido en refugio de intrusos que no sólo afeaban la zona sino que además traían problemas de convivencia.
El edificio fue comprado el 11 de noviembre de 1997 por el actual presidente de la Codesal, Luis Mazurier, en un remate público como negocio inmobiliario quien enterado del interés del entonces intendente Juan Carlos Cresto de adquirirlo para la Municipalidad e instalar allí un Centro de Rehabilitación, le cedió la compra a la comuna.

Durante casi cuatro gestiones la sólida construcción inconclusa, en su mayor parte de hormigón, estuvo abandonada e intrusada hasta que la administración Bordet decidió tirarla abajo, reubicar a sus ocupantes y poner a la venta las tierras. La decisión fue cuestionada por el ex intendente Cresto quien insistió en su planteo original de que se utilice para una clínica de Rehabilitación para personas con dificultades motoras complementando el PROMAR I que funciona contiguo a la Asistencia Pública en calle 25 de Mayo, de dimensiones reducidas.

El intendente Bordet propuso en cambio subastar la manzana para poner en marcha el Banco de Tierras Municipal. La controversia fue zanjada por el Concejo Deliberante en septiembre de este año con la propuesta de conformar una comisión evaluadora que decidió vender las tierras a través de una compulsa mediante sobre cerrado cuyo producido será destinado a levantar el Centro de Rehabilitación para personas con problemas motores junto al complejo social termal de que dispone la Municipalidad sobre la avenida Ricardo Rösch en un predio de cinco hectáreas.

El ambicioso proyecto contempla la construcción de un circuito con piletas termales, un anfiteatro, quincho, bungalós privados para personas en rehabilitación, cuyos recursos solventen tratamientos de discapacitados sin cobertura social. La ordenanza creó una comisión especial integrada por los concejales y representantes del Consejo de Discapacidad encargada de administrar y controlar los fondos destinados a la ejecución de las obras.

La iniciativa contó con el visto bueno de numerosas instituciones que integran el Consejo Municipal de Discapacidad. El texto explicita la adhesión de las entidades que “ven con agrado optimizar las termas para rehabilitación y recreación destinadas a personas con discapacidad, sus familias y su entorno. El proyecto es muy anhelado por la comunidad (…) será un espacio de esparcimiento y relax con instalaciones y piletas adaptadas”.

Fuente: Redes de Noticias.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota