4 de julio de 2012 | Destacado, Provinciales.

El Ministerio de Trabajo detectó a cinco trabajadores que vivían en condiciones «infrahumanas»

Foto0104En una inspección realizada en conjunto por el Ministerio de Trabajo y la División Trata de Personas de la Dirección de Investigaciones de la Provincia, se detectó cinco trabajadores que se encontraban viviendo en condiciones infrahumanas en la parte trasera de un supermercado. Los inspectores de Trabajo intimaron al propietario del comercio a regularizar la situación.

A raíz de una denuncia anónima recibida por personal del Ministerio de Trabajo se procedió a hacer una inspección realizada este martes, donde se detectó a cinco ciudadanos paraguayos trabajando como albañiles, los cuales vivían en condiciones infrahumanas en la parte trasera del supermercado ubicado en calle Friuli de la localidad de San Benito.

Los inspectores del Ministerio solicitaron los datos personales a los trabajadores encontrándose con la negativa por parte de éstos, por lo que procedieron a comunicarse con la División Trata de Personas de la Dirección de Investigaciones de la provincia, a cargo del comisario José Zárate, para que se hagan presentes y colaboren con el procedimiento necesario.

Los trabajadores se encontraban en un estado de abandono, viviendo en una carpa dentro de una habitación, como así también fuera de las instalaciones en una vivienda hecha con chapas; durmiendo en el piso, sin ningún tipo de comodidad, ni higiene corporal, ni ambiental.

El personal del Ministerio de Trabajo realizó las actas correspondientes y dio aviso al propietario del local para que en un plazo establecido regularice la situación de los albañiles.

Cabe destacar que en el mes de mayo, en una inspección llevada adelante por inspectores de seguridad e higiene laboral del Ministerio de Trabajo, se habían detectado doce trabajadores, once de nacionalidades peruana y uno de nacionalidad paraguaya, en una obra en construcción ubicada en las calles Blas Parera y Hernán Crespo de la ciudad de Paraná, las cuales se encontraban alojadas en condiciones inadecuadas y no disponían de sanitarios con ducha adecuada así como tampoco de comedor ni cocina. Dictaminándose la clausura momentánea de la obra. Para el levantamiento de la suspensión el propietario debió informar mediante nota al ministerio de Trabajo de la Provincia de Entre Ríos la mejora de todas las condiciones que exige la ley 26.364.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota