7 de junio de 2010 | Provinciales.

El legado de Murature de Badaracco

Al conocer la noticia de la desaparición física de la profesora victoriense María del Carmen Murature de Badaracco, que falleció el 1 de junio a la edad de 92 años, el subsecretario de Cultura, Roberto Romani, expresó: “Cuando desaparece una figura tan trascendente para la vida de un pueblo, quienes representamos a la comunidad debemos honrar su memoria y tratar de imitar sus altos ejemplos cívicos y su compromiso con la formación integral de nuestros jóvenes”.

Romani explicó que cuando el intendente de Victoria, César Garcilazo, le hizo conocer la noticia del fallecimiento de “la querida Camucha, sentí la necesidad de exteriorizar el dolor de un funcionario y al mismo tiempo de un entrerriano que, como trabajador de la cultura y amante de la investigación histórica conoce fehacientemente el valioso legado de esta historiadora”. Murature de Badaracco, de 92 años, enseñó permanentemente “a querer las raíces de la patria y entusiasmó a los jóvenes a indagar sobre los capítulos más ricos de la historia de la región”, afirmó.

“Al silenciarse la voz de esta ilustre victoriense, desde el Gobierno de Entre Ríos y en nombre de toda la ciudadanía, hemos hecho llegar a la familia y amigos de la extinta, nuestras condolencias” informó el funcionario. Destacó a su vez que “fundamentalmente hemos trasmitido a cada habitante de esta provincia el reconocimiento que merece una mujer que ha trabajado con tanta seriedad y responsabilidad en el aula y en todos los ámbitos de la cultura”.

Las obras
Después de formarse adecuadamente en la Escuela Nº 1 Francisco Laprida y la Escuela Normal Osvaldo Magnasco, Murature de Badaracco realizó estudios de inglés, francés e italiano, volcándose con absoluta vocación a la tarea docente. Mientras desempeñaba esta actividad, investigaba con meticulosidad para concretar obras tan significativas como “La educación en La Matanza”, “Historia de Entre Ríos”, “Historia de La Matanza”, “Contribución de la colectividad italiana al progreso económico de Victoria”, “Mujeres entrerrianas en la historia y la cultura” y “Sociedad Protectora de la Enseñanza Cristiana. Radicación de la Orden de San Benito en Victoria”.

Recuerdos
Romani recordó que “en ocasión de acercarse el Bicentenario de la Patria y los 200 años de la fundación de Victoria, elegimos su casa para una de las Serenatas del Bicentenario, donde numeroso público participó de la iniciativa y la querida Camucha disfrutó a pleno de este reconocimiento a su trayectoria con voces poéticas e instrumentos del folklore argentino”.

Finalmente el funcionario evocó el centenario de la Escuela Osvaldo Magnasco. “Cuando llegamos al patio escolar plenos de emoción y renovadas expectativas pudimos exteriorizar junto a todos los victorienses el reconocimiento y la gratitud que merecía la rica personalidad de la profesora Murature de Badaracco. Ella trabajó incansablemente junto a Carlos Anadón en el rescate de nuestra historia lugareña y aportó su inteligencia y capacidad de trabajo para que florecieran instituciones tan caras al sentimiento de los victorienses como la Escuela Nacional de Comercio, el Centro de Jubilados Nacionales y Provinciales, el Comitato Dante Alighieri de Victoria, la Biblioteca Popular , el Museo Regional Carlos Anadón y la Asociación Cultural Sanmartiniana, además de dejar sus huellas en la Comisión de Lugares y Monumentos históricos, Instituto Ramiriano de Concepción del Uruguay e Instituto General Urquiza”, finalizó.

(Prensa Subsecretaria de Cultura)

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota