q
1 de noviembre de 2012 | Destacado, Provinciales.

El Intendente Bahillo anunció la declaración de la Casa de Haedo como Monumento Histórico Nacional

casa ahedo1Tras las gestiones realizadas por el Intendente Juan José Bahillo, el senador nacional Guillermo Gustavino, la diputada nacional Liliana Ríos y la directora de Cultura Olga Lonardi y al cumplirse, mañana 31 de octubre, 25 años de su apertura como Museo se declara a la “Casa de Haedo” monumento histórico nacional por la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos (C.N.M.M.L.H).
El 31 de octubre 1987 abrió sus puertas por primera vez el Museo de la Ciudad “Casa de Haedo” y en la sesión del 11 de octubre pasado el Comité Ejecutivo la declaró en la categoría de monumento histórico nacional. Al respecto, el Intendente Bahillo manifestó: “Es un orgullo para nuestra comunidad que al cumplirse 25 años de su apertura, la Casa de Haedo, una de las máximas representaciones socio culturales de nuestra ciudad, posea el valor de patrimonio histórico nacional” y añadió: “con esta nueva designación la ciudad cuenta con tres bienes declarados en esta categoría: el Teatro Gualeguaychú, la Casa de Fray Mocho y ahora la Casa de Haedo”. Bahillo remarcó el trabajo “realizado por Natalia Derudi y Néstor Santinón”.
Cabe aclarar, que al igual que con el Teatro Gualeguaychú, la C.N.M.M.L.H, brinda asesoramiento y asistencia técnica respecto de la preservación y restauración de los bienes tutelados. Además, esta declaratoria permite concretar convenios de distinta índole con miras a una mejor conservación del Bien. Asimismo cuenta con otras declaraciones: Monumento Histórico Municipal componente del Museo de la Ciudad por Decreto N° 675/87 del 13 de Noviembre de 1987 y Edificio de Valor Histórico Cultural de la Provincia por Decreto Provincial
6676/03
Por su parte, la encargada de los Museos de la Ciudad, Natalia Derudi precisó: “Se realizó un trabajo que fue presentado ante la C.N.M.M.L.H, mediante la recopilación de información, por más de un año, mediante material de archivo del propio museo y de otros archivos como fue el archivo de Planeamiento Urbano, a través del área de Catastro”, mientras que agregó: “También colaboraron descendientes de la familia Haedo con el aporte de nueva documentación y el aporte de los guías, Mariana de la Cruz y Raúl Ingold y de la ex Prof. Jorgelina Dezorzi, colaboradora y ex guía del Museo Casa de Haedo”.
Su valor para la comunidad
Su valor arquitectónico está relacionado con que, prácticamente en toda la región, las construcciones que precedieron a la Casa de Haedo, no han llegado hasta nosotros. Esto se debió, en gran medida, a las características de las técnicas y los materiales utilizados en estos primeros intentos de edificación. Si bien el uso de ladrillo de tierra amasada (cosida u oreada al sol) se conocía de épocas muy antiguas, en la zona es sinónimo de las construcciones propias de fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX.
Esta casa, entonces, es un claro exponente de arquitectura colonial, única en la ciudad. Los revoques, aberturas y herrajes originales que aún perviven le dan un valor agregado destacando las habilidades y virtudes de los artesanos de la construcción (albañiles, carpinteros, herreros y ladrilleros). En la ciudad de Gualeguaychú es la única construcción que se conserva de estilo colonial, y que hace referencia a la etapa fundadora de la villa.
En cuanto a su valor social y cultural el museo cuenta con dos salas que posibilitan el armado de muestras temporarias y su patio permite encuentros de música, poesía y teatro. Hace ya cinco veranos se realiza el evento “El Museo no duerme”. Las propuestas artísticas han recorrido distintos géneros y estilos, con el propósito de acercar nuevos públicos al museo y ha sido una buena oportunidad para mostrar parte del acervo que, por distintos motivos se encuentra en depósito, fuera de la exposición permanente y documentos que integran el Archivo Histórico. También los espacios abiertos relacionados con el museo (patio, plaza, veredas y calle) resultaron siempre escenarios sumamente convocantes.
Por último su valor educativo reside en que el museo propone otro ámbito educativo, que facilita la empatía y la transmisión de una forma de vida y organización familiar muchas veces olvidada en el tiempo. Los proyectos de visitas guiadas escolares se plantean de manera integrada con el resto de los Museos de la ciudad. Cada uno de estos Museos abarca un período de tiempo determinado, generando un recorrido por toda la historia de Gualeguaychú, con el propósito de estrechar vínculos con las distintas instituciones educativas y promover estos espacios como verdaderas herramientas pedagógicas. En este circuito, la Casa de Haedo es el “Museo de la Fundación”.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota