q
16 de julio de 2010 | Provinciales.

El frigorífico Swift dejará de operar por tiempo indeterminado

La medida obedece a cuestiones económicas y al cese de las exportaciones. El cierre afecta la fuente laboral de 500 operarios. Debido a esta situación los trabajadores profundizarán el corte de la ruta 26.

Autoridades del frigorífico Swift le comunicaron a los representantes gremiales de los trabajadores que la fábrica dejará de operar por tiempo indeterminado, dentro de la planta ubicada sobre la ruta 26, en la localidad de San José.

La medida afectará directamente a unos 500 trabajadores, según confió el secretario general del Sindicato de Trabajadores del Ex Frigorífico Vizental, Luis Ríos. Como consecuencia directa del conflicto los empleados decidieron cortar el tránsito sobre la ruta 26, aunque prometieron que tras una asamblea a realizarse mañana a las 10 se decidirá extender el corte durtante toda la jornada.

Según expresó el gremialista el cierre del complejo obedece “al cese de las exportaciones y el precio del ganado”.

“Los empresarios no tienen piedad con el obrero, esto ya se convirtió en un manoseo y no estamos para aguantar más nada. Esta situación comenzó hace siete meses atrás”, indicó Ríos.

En otro orden, el sindicalista precisó que “no podemos seguir viviendo subsidiados por el Gobierno. Tenemos muchos compromisos y esta es la última concesión que hacemos”.

Cabe mencionar que los trabajadores del frigorífico Swift llevan un atraso de seis meses en el cobro del subsidio otorgado por la Nación.

Según los directivos de la empresa “no les conviene faenar porque el novillo está muy caro y no le están sacando diferencia”, comentó. Por tal motivo, desde el Sindicato “estamos buscando contactos y vamos a ver qué medida podemos llegar a tomar. Seguramente tomaremos contacto con autoridades provinciales. Si puedo, quiero charlarlo con el Gobernador o con algún secretario”, anticipó el gremialista.

La noticia se suma a los preavisos de despido que 91 empleados de la firma recibieron en diciembre, medida que hasta el momento quedó “en suspenso”. Sin embargo, “acá tenemos un problema de arrastre, desde hace seis meses que la gente no está haciendo las 8 horas, hace seis horas”, comentó el dirigente para quien eso “tiene una repercusión del 40 por ciento en el bolsillo, todo el tema de la exportación repercute ahí”, señaló.

“Este aviso de suspensión va en cadena”, y el panorama para los 550 empleados de la planta es de “incertidumbre”. Por tal motivo, “quietos no nos vamos a quedar, porque esto es demasiado”.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota