28 de mayo de 2012 | Concordia, Destacado.

El día que Concordia se vistió de rojo y blanco

27_riverEste 25 de mayo no fue una fecha patria más para la ciudad de Concordia, porque este año tuvo un condimento especial. Una marea roja y blanca avanzó sobre el centro de la ciudad a puro canto y jolgorio. ¿Quiénes eran? Pues nada más y nada menos que los hinchas de River Plate.

Si señor, aunque los resultados futbolísticos no estén acompañando últimamente, cómo no se iba a festejar uno año más del glorioso Millonario. Porque hay que admitirlo, los riverplatenses son especiales, y a pesar de no estar en el mejor momento, ellos se hicieron presentes para profesar una vez más el amor que siente por este club.

La previa de esta Caravana se dio lugar en la Ex Estación Norte. Alrededor de las 15 horas los hinchas millonarios de a poco se iban acercando, mientras escuchaban el sonido de los bombos y redoblantes. Luego de una hora de aliento incesable por parte de la parcialidad rojiblanca se decidió iniciar la caminata hacia la plaza 25, que sería el lugar de llegada.

Desde la organización de esta fiesta millonaria se esperaba contar con un gran marco de público pero al ver que el número de personas superaba sus expectativas, la sonrisa y la emoción se veía reflejada en sus rostros. Porque hace un mes que venían trabajando para que sea una tarde inolvidable, y realmente todo sus esfuerzos valieron la pena.

La extensa fila de autos y motos que acompañaron a los peatones se extendió por toda la calle Urquiza hasta llegar al punto clave de la concentración, envueltos en banderas, llevando sus camisetas con la frente bien en alto, y cantando sin parar por la Banda.

Una vez en la plaza, siguieron los cantos cada vez más fervientes y con más animo, además de fuegos artificiales y las bengalas de humo rojas y blancas que pintaban el cielo de este 25 de mayo.
Sin dudas esta tarde quedará en el recuerdo de todos los hinchas millonarios que fueron parte de esta Caravana, la primera que se realizó en la ciudad y la única del interior el país. Las más de 2.000 personas que acompañaron demostraron que aún en el presente más oscuro no abandonan al club de sus amores y esperan el ansiado ascenso que devuelva al club al lugar que pertenece.

Una tarde distinta en la ciudad de Concordia, una tarde teñida de rojo y blanco.

Romina Paiz

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota