13 de agosto de 2010 | Concordia.

El Concejo ya tiene el texto del convenio pero no dará marcha atrás con la ordenanza

En dialogo con el presidente del Concejo Mariano Giampaolo informó que “tenemos ya el convenio redactado y ahora esta siendo revisado por la Secrethombre_casco-12f26aría de Control de Gestión del Municipio, y una vez que tengamos el acuerdo de los sectores jurídicos del Municipio lo vamos a estar comunicando a la cámara de expendedores de combustible y al gremio de empleados de estaciones de servicio, para que ellos hagan sus aportes y esperamos que en corto plazo estemos ya en condiciones de poder firmarlo” no obstante, y contrariamente a la postura manifestada por los sectores antes mencionados en al última reunión, donde en un gesto soslayado pero que no pasó desapercibido, el referente de la Cámara de Expendedores de la Provincia, insinuó que la asociación patronal seguiría el curso judicial de insistir la intención de reglamentar la ordenanza, el edil aclaró que “la idea es mantener la ordenanza para darle más fuerza al convenio, por lo menos es lo que se avizora como la postura de la mayoría en el Concejo, porque creemos que imponiendo al obligatoriedad en la ordenanza estamos ayudando a quienes tengan que aplicar la misma tengan en que apoyarse”.

En la última reunión celebrada en el concejo deliberante con la patronal y el gremio de estaciones de servicios, ambas organizaciones habían manifestado su enfado con la obligatoriedad de la norma, exigiendo que la medida fuera de común acuerdo y sin mediar sanciones para los que no la cumplieran, cosa que no tuvo aceptación en el seno del cuerpo deliberante, que buscará mantener la ordenanza, aunque con modificaciones. Cartelería comercial Además ayer se aprobó sobre tablas la suspensión por 120 días de la ordenanza que regula el cobro de cartelería comercial, para trabajar en un nuevo proyecto. Al respecto Giamapaolo señaló que “La Dirección de Rentas de Concordia comenzó una campaña de ajuste a la normativa de toda la cartelería de la ciudad porque existía una contaminación visual importante y sobre todo porque en las últimas tormentas se noto que no están dadas las condiciones de seguridad, volaron muchos carteles, y algunos están colocados de manera muy precaria” asimismo el edil aclaró que “para generar un sistema de contralor se puso en marcha la ordenanza que cobra una taza por el uso de carteles pero esta ordenanza lamentablemente ha quedado desactualizada y no discrimina dentro del universo de la variedad de carteles, de tipos, formas y tamaños, si están adentro del local o afuera, o si son de un comercio local o de una marca internacional”. En este aspecto, el concejal oficialista apuntó que “hemos decidido por una cuestión de precaución suspender por el termino de 120 días esta vieja ordenanza que establecía el cobro, y tomarnos ese plazo para analizar tres proyectos que hay en el Concejo Deliberante sobre este tema, uno que fue emanado del Departamento Ejecutivo Municipal, otro que es de autoría del Dr. Rubén Dri (bloque Peronismo Federal), y hay otro proyecto que fue presentado por el Centro de Comercio e industria; la idea es amalgamar estos tres proyectos y armar una ordenanza más moderna, que tenga como objetivo principal el abordaje al impacto ambiental y la seguridad de la vía pública”

Reglamentación a la Ley 9393 Luego de que ingresara al Concejo un exhorto del Departamento Ejecutivo Municipal, para que el cuerpo legislativo defina su posición en torno a la ley que regula la utilización comercial de grandes superficies, el titular del gremio de empleados de comercio, Juan José Simonetti, opinó en esta Hoja que “el Concejo no tiene porqué adherir a una ley provincia que es de aplicación directa a través del ejecutivo, eso es un exceso y lo está pidiendo el centro de industria para trasladarle las responsabilidades al municipio de lo que pueda pasar en el futuro” Consultado por estas declaraciones, el presidente del Concejo local arguyó que “Eso es lo que queremos saber nosotros, por eso es que previo a decidir si nos adherimos o no, la totalidad de los concejales ha decidido pedir un informe al Departamento Ejecutivo Municipal con plazo hasta el 30 de agosto, para que el Ejecutivo que es quien tiene la última palabra en la habilitación o no de un negocio, nos manifieste si es necesario y bajo que condiciones adherir a esta normativa” asimismo, el edil aclaró que “no hay una resolución definitiva sino que lo que vamos a hacer es conocer la opinión de los sectores técnicos del Ejecutivo Municipal para tomar nuestra decisión, pero hasta el momento lo que hay es un pedido del Departamento Ejecutivo que informemos si adherimos o no, a lo cual contestamos que estamos a la espera del informe” concluyó

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota