14 de septiembre de 2011 | Concordia, Destacado.

Dos funcionarias se tomaron a golpes en el HCD de nuestra ciudad

PRE-salazar-graciela-jpg_869080375-856dcUn hecho vergonzoso se vivió en la mañana de este miércoles en el Concejo Deliberante de Concordia, cuando la concejal Graciela Salazar y la directora de compras del cuerpo, Adalgisa Jalil, protagonizaron un discusión subida de tono que terminó en una escena de pugilato, mientras se gritaban toda serie de insultos y acusaciones. Según detallaron testigos del escándalo, la edil Salazar le habría reprochado a viva vos a Jalil -esposa del presidente del cuerpo Mariano Giampaolo- porque sin avisarle anuló la compra de una computadora para su oficina, en un trámite que ya tenía la aprobación del Ejecutivo.

Según fuentes consultadas por Diario Río Uruguay, la relación entre la concejal Graciela Salazar y la esposa de Giampaolo tiene una larga historia de desencuentros, pero nunca esas diferencias habían desembocado en lo que se vivió en el primer piso del sector destinado a los despachos de los concejales del oficialismo.

Los gritos entre ambas mujeres hizo que salieran de todas las oficinas de ese sector de la comuna para ver que era lo que sucedía, inclusive a los concejales Martín Santana, Mireya López Bernis, Daniel Cedro y Marcela Sbresso, que justo en ese momento se encontraban reunidos con los directivos del Ente Mixto de la Costanera de Concordia. Como las funcionarias estaban enceguecidas en sus posiciones, debieron ser separadas por el guardia de seguridad privada contratado por el Concejo Deliberante. Tras lo cual la Directora de Compras se introdujo a la oficina de la presidencia y Salazar debió ser traslada a un centro de salud para que -por precaución- hicieran un chequeo de su presión arterial. UNOEntreRios

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota