16 de febrero de 2013 | Concordia, Destacado.

Dictan la prisión preventiva para los tres acusados por el crimen en el barrio Tiro Federal

preso1A punto de cumplirse una semana del asesinato de Marcelo Lucas López, más conocido como «Peje», tuvo lugar este viernes una audiencia en los tribunales de Concordia donde se dictó la prisión preventiva para Maximiliano Gigena, presunto autor material del crimen, y para Carina Bentos y Juan Ramón Guibaudo, por la supuesta participación.
Los imputados llegaron custodiados por fuerzas policiales y ya en el segundo piso de los tribunales locales escucharon los argumentos del fiscal Dario Mautttone, quien solicitó la prisión preventiva por 45 días en búsqueda de que no haya un entorpecimiento de la investigación, influyendo sobre los testigos que habitan todos del mismo barrio (Tiro Federal). Pedido al que accedió el Juez de Garantías Alberto Funes Palacios al disponer que Gigena y Guibaudo se alojen en la alcaidía policial y que Bentos hiciera lo propio en la Comisaría del Menor y la Familia.

Con una duración de más de una hora, la audiencia inició cerca del mediodía y tras la lectura de los hechos tal cual figuran en la causa, se procedió a la argumentación para el pedido de prisión. Allí el fiscal sostuvo que alrededor de las 22 horas, en cercanías a calle Sarmiento y la Defensa Sur, un hombre denominado Marcelo López fue atacado por un grupo de personas y luego terminó falleciendo producto de las heridas causadas con un cuchillo.

A eso se sumó el informe del médico forense, quien aseveró que López registraba un golpe contuso cortante en su cabeza y dos profundas heridas de arma blanca en ambos costados de su cuerpo.

Siempre de acuerdo a lo que describe la causa, dentro del grupo de los atacantes se ubicó a Carina Bentos como la persona que golpeó con un palo a la víctima, para posteriormente sumarse el joven Guibaudo, quien redujo a López a golpes y le quitó el cuchillo que traía consigo. Segundos más tarde intervino en el hecho Maximiliano Gigena, quien sería el autor de las apuñaladas. A todo esto se sumaron empujones, golpes de patadas y hasta ladrillazos contra López, una vez que agonizaba en el suelo.

Según declararon los testigos, a este trío también habría que sumarle la participación de la hija de Bentos y también otro hombre del barrio apodado «Zorrito», quienes curiosamente el fiscal Mauttone no imputó en la causa, dejándolos en libertad.

Autodefensa y Fianza.

La probre argumentación de los abogados de Bentos y Gigena buscó sostener que lo actuado por sus defendidos no se debió a mas que un acto de autodefensa, ya que López poseía el cuchillo al momento del enfrentamiento. A ellos se sumó el defensor oficial de Guibaudo, que hizo eje en la poca iluminación del lugar y subrayó que su defendido estaría más seguro estando detenido en su propia vivienda, a excasos 200 metros de donde tuvo lugar el ataque y donde luego familiares de la fatal víctima hicieran justicia por mano propia, incendiándo la casa de la familia Bentos-Gigena.

Para convencer a Funes Palacios, el duó de abogados de la pareja propuso inclusive una fianza, dando garantías con eso de que no habría probabilidad de fuga y de entorpecimiento en la investigación.

Fuente: DiarioRioUruguay.com.ar

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota