9 de noviembre de 2009 | Nacionales, Ultimas Noticias.

Destacaron Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual de Argentina

 

El IAER llegó a la cumbre documentalista concretada en Guayaquil por dos vías. La primera, por su director, Pablo Feuillade, quien fue elegido para representar a la parte argentina del Foro Entre Fronteras (que reúne la actividad audiovisual de la Región NOA, Paraguay, Brasil y ahora también Uruguay). Y por la otra, el IAER integrando como invitado la delegación del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).

“Estuve del 27 al 30 de octubre en Guayaquil, participando de este segundo Encuentro de Documentalistas Latinoamericanos y del Caribe. La primera se había realizado el año pasado en Caracas, Venezuela. Esta vez participaron de la reunión 18 países de América Latina y el Caribe, con representación de realizadores independientes, organismos del Estado, organizaciones civiles, de pueblos originarios, organizaciones de documentalistas y autoridades del sector público de los distintos gobiernos”, comentó Feuillade, que fue acreditado a las comisiones de trabajo no solo como directivo sino también como realizador documentalista.

La delegación argentina estuvo conformada por Lucrecia Cardoso (gerenta de Acción Federal del INCAA); Rodolfo Hermida (documentalista); Gonzalo Carbajal (especialista en nuevas tecnologías); Humberto Ríos (director, guionista y productor); Dolores Miconi (guionista, investigadora, editora y cofundadora de la primera edición de este encuentro); Camilo Moreira (Archivo de la Imagen Documental); Pablo Feuillade (Foro Entre Fronteras / IAER / Delegación INCAA); los documentalistas Ariel Direse, Norma Fernández, Mauricio Carmona; Susana Velleggia (directora, International Film Festival New Approach for Children and Youth); Julio Santucho (fundador y director del Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos); Eva Piwowarsky (coordinadora de la Unidad Técnica de DOC TV); y el empresario y relacionista Gabriel Giandinotto.  

“El encuentro fue organizado por la entidad que promueve el cine ecuatoriano, el Consejo Nacional de Cinematografía del Ecuador. El motivo de la reunión básicamente tenía un eje central, y es sobre la siguiente situación que pasa en todos los países integrantes: se produce mucho material documental, pero el cuello de botella está dado hoy por el tema de la distribución y la exhibición de esos materiales. Por eso se habló mucho sobre la distribución de obras independientes, el consumo audiovisual y el rol de las áreas públicas sobre estos temas. También se trató de cómo articular estrategias que permitan que ese material circule, facilitado por la creación de un marco jurídico que las proteja y las estimule”, agregó Feuillade.

Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual

Por la mañana se trabajó en cinco comisiones, por la tarde se realizaron charlas magistrales sobre distintas temáticas referidas a lo documental y proyecciones. Por ejemplo, estuvieron en esas charlas los chilenos Miguel Littín y Sergio Trabucco y el argentino Humberto Ríos. Allí apareció el tema de los marcos regulatorios y las leyes. En el caso de la Argentina, el panel fue muy aplaudido y bien recibido. Conformado por Rodolfo Hermida, Lucrecia Cardoso, Gonzalo Carbajal y estuvo también el brasileño Orlando Senna (el otro representante del Foro Entre Fronteras). Los argentinos explicaron todos los detalles de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

“Cuando terminó la exposición, donde contaron cuál es el objetivo de la Ley, cómo se conformó, cómo fue el proceso para llegar a la misma, el auditorio aplaudió y aclamó la ponencia, ya que en Ecuador, en este momento, están pensando un proyecto de ley de servicios audiovisuales similar. Lo mismo sucede en Venezuela, Colombia y otros países. Es decir, en todos se da la misma problemática, hay una gran concentración de medios, éstos responden a determinado sector ideológico o político y es como que todos estos sectores como el audiovisual y documental, están un poco marginados. Por eso Argentina en ese sentido se instala como un modelo a seguir”, explicó Feuillade.

A punto tal que la declaración final, firmada por todos los integrantes figura este tramo: “En materia de definición de normativa que permita construir este Espacio Audiovisual Latinoamericano y del Caribe, consideramos de especial importancia resaltar la reciente aprobación en Argentina de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que contempla e integra disposiciones concretas de apoyo, defensa y fomento de la industria audiovisual nacional, constituyendo sin duda un referente en este esfuerzo regional.

De igual forma exhortamos a la Asamblea Nacional del Ecuador, que se encuentra en proceso de redacción de las Leyes de Cultura y Comunicación, a incorporar mecanismos que garanticen, protejan y fomenten la expresión de la diversidad cultural, así como  medidas que garanticen el acceso de la población, especialmente los niños y las niñas, a contenidos audiovisuales diversos, de manera especial aquellos producidos por realizadores nacionales independientes, productores comunitarios y realizadores de los pueblos y nacionalidades originarias. Trascendental para ello será la constitución del Instituto Nacional del Audiovisual sobre la base del actual Consejo Nacional de Cinematografía.

Apostar por el documental, en nuestro contexto, supone entrar en los linderos de un debate de elevada exigencia, no sólo por el rigor que debe generar una representación ética de la realidad y del imaginario colectivo, sino porque además en ellos se cruzan, en una relación tensa, tanto las consideraciones particulares del realizador como los intereses y las necesidades coyunturales que nos demanda la decisión expresiva en estas tierras y en estos tiempos: decisión que pasa necesariamente por garantizar voz y presencia a los sujetos históricos que se encuentran inmersos en los dramas y en las esperanzas sustanciales que nos marcan como latinoamericanos y caribeños”.

El IAER y su gestión también es un modelo

“Lo que me llamó la atención y me pareció sumamente interesante fue descubrir que la estructura y funcionamiento del Instituto Audiovisual de Entre Ríos, generó muchas expectativas en las otras delegaciones. Según me contaron este tipo de experiencias no es común en otros países. Me consultaron sobre su funcionamiento, sus objetivos acerca de la capacitación, la alfabetización audiovisual, el trabajo en red y la promoción y fomento de los distintos trabajos. Que si bien es más conocido el ejemplo de que en todo país hay un organismo nacional encargado de impulsar lo audiovisual, les llamaba la atención de que hubiera uno a nivel provincial o estadual, focalizado en una región.

El próximo lo organizan Argentina junto a Brasil

En el final se confirmó que entre octubre y noviembre del año que viene, Argentina y Brasil en conjunto, serán los organizadores de la tercera edición. Para lo que se acordó una serie de espacios preparatorios que instrumenten una mayor organización y ampliación de los temas a abordar. Se estima que el punto físico del encuentro será en la denominada Triple Frontera.

 

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota